miércoles, 21 de abril de 2004

,

Para mis amigos

[Libra]

Para mis Amigos

Siempre he conocido gente buena y no tan buena,
felices y no tan felices,
algunos quizás me cayeron bien,
otros definitivamente ni los paso con agua,
los optimistas y los pesimistas,
los soñadores y los racionales,
los filosóficos y los que no lo son,
gente importante y otros más sencillos,
adinerados y los humildes,
los que dan y los que son tacaños,
los que confían y los que no,
mucha variedad hay en el mundo,
muchas personas llegaran a nosotros día a día,
algunos nos marcaran con tal intensidad que sería imposible olvidarles,
otros pasarán desapercibido,
otros que solo miraremos y quizás algún día saludaremos,
algunos nos juzgaran sin conocernos y nosotros haremos lo mismo,
somos gente con virtudes y defectos, algunos más resaltados que el resto.
Miro a mi alrededor y me doy cuenta que conozco a un montón de personas,
pero dentro de ellos te conocí a ti:

Quien me sostuvo cuando estuve apunto de caer;
me abrazo cuando más lo necesite;
me regalo una sonrisa que me alegro el día;
una palabra de aliento cuando la buscaba;
un consejo cuando lo pedí;
me escucho cuando era necesario un desahogo;
me presto su hombro para llorar como un niño;
conoce mis sueños, anhelos e ilusiones, mis fortalezas y debilidades;
quien me conoce de tal manera, que aún sigue a mi lado a pesar de todo;
que me critica de manera constructiva para que cada día sea mejor persona;
que me muestra la mejor manera de actuar;
quien en un momento de dolor y angustia comparte mi sentir;
quien me impulsa a continuar sin dejarme vencer;
que se ha convertido en el pilar indestructible que me fortalece;
quien continua creyendo en mi cuando yo he dejado de hacerlo;
quien se percata de mi cambio de ánimo cuando el resto del mundo no lo hace;
que me defiende con uñas y garras como un padre a su hijo;
quien confía plenamente en mi...

Por todo esto y más, hoy te llamo MI AMIGO (A).

Hoy rezaré por tu bienestar, por tu iluminación, para que hoy seas más feliz que ayer y porque el día de mañana sea un gran día para ti, que Dios te bendiga y te de fortalezas para seguir el camino que nos aguarda a la vuelta de la esquina, que podamos rebasar cada obstáculo que se presentase, porque sé que son muchos, pero eres fuerte y yo creo en ti, y en lo que eres capaz de hacer, juntos de la mano y sin miedo enfrentemos a la vida, y que nunca muera la esperanza, tratemos de ser mejores, hagamos las cosas con amor e interés, que así se tiene más provecho, que tengamos hoy un hermoso día y que las esperanzas brillen a su máximo esplendor; amigo no hay nada que temer, estoy contigo y recuerda que detrás de las nubes negras está una brillante luz, junto a ti siempre caminaré, aún hay muchas cosas por hacer, cuenta conmigo.

0 comentarios: