domingo, 9 de mayo de 2004

,

Hoy es tu día

[Tan solo momentos]

Hoy es tu día

Hoy es un día maravilloso, porque tú estás aquí acompañándome como siempre los has hecho. Estás aquí para mostrarme lo maravilloso de este mundo, también para enseñarme que hay muchas cosas malas presentes en él, que habrá tristezas y debilidades, pero que tendré muchas más fortalezas para seguir adelante.

Tú que me has mostrado el valor del amor y la amistad, mujer incansable y de altos anhelos, sacrificas tu propia comida para dármela, te preocupas por el bienestar de todos y tu sueño es que lleguemos a ser grandes personas. Muchos sacrificios ya has realizado y la mayoría sí que te han costado, aún así no te importa y con mucho amor los sigues haciendo porque sabes que nos beneficiará. Tu trabajo día a día es arduo, sin embargo nunca pierdes esa sonrisa que me da mucha seguridad para continuar este camino de la vida.

Siempre estás cuando te necesito, siempre sabes lo que me pasa y siempre me reconfortas con un cálido abrazo, estando entre ellos me siento protegido, siento que eres como mi ángel guardián que nunca me abandona, y que a pesar de lo que pueda hacer nunca me dejarás de querer porque sencillamente soy parte de ti, he crecido a tu lado y he aprendido muchas cosas también.

Hoy y todos los días son tuyos, porque no basta un sólo día dedicado a ti, amiga perfecta que se mantiene a mi lado cueste lo que cueste, confía en mí y es quizás el pilar más importante que me sostiene. La persona más maravillosa del mundo a quien debo mi vida, no me alcanzaría la misma para agradecerte tanto, lo mucho que has hecho y que haces. Mi defensora, mi guía, mi amiga, lo más importante que tengo, serías capaz de dar tu vida si te la pidiesen.

Madre aunque hoy no pueda hacerte llegar un hermoso presente, te hago llegar estás líneas que salen desde mi corazón, quizás este no sea un regalo material caro, porque sé que te mereces el regalo más valioso del mundo y aún así sería muy poco, pero a través de ellas te hago llegar una cosa muy importante para mí: mi corazón.

Gracias... por ser todo lo que eres,
por enseñarme el camino que debía seguir,
por tu apoyo y cariño,
por tu comprensión y honestidad,
por tu paciencia y tu querer,
por juntar mis manitas y enseñarme a rezar,
por enseñarme a escribir mi nombrecito,
por defenderme...

Tengo tantas cosas que agradecer, que simplemente diré...

GRACIAS POR SER MI MADRE

0 comentarios: