jueves, 27 de mayo de 2004

,

Hueco en mi alma

[Colección El Poder de las Letras / Mayo 2004- Junio 2005]

Hueco en mi alma

Tú puedes vernos,
lo felices que somos
uno a lado del otro
sin importa el cómo.

Las rosas multicolor,
un amarillo en el mar
y un cielo verde
se podía al oriente admirar.

Todas eran tus verdades,
sobre las que construí mis ideales,
poco a poco se cayeron
y a pedazos mis anhelos.

Fuiste tú quien me engañó
y por quien lloré yo,
con aquel girasol tu traición
quien se burló sin compasión.

No me digas ahora que te arrepientes,
no me digas qué tanto te duele,
no vengas con más mentiras
no te importó cuánto me dolería.

Por un momento de placer
me dejaste al atardecer,
luego me enteré y te dejé
y ahora tú quieres volver.

He perdido a mi ser especial
aquel que intensamente pude yo amar,
detrás de una cara sonriente
se encuentra mi dolor con excedentes.

Ya es hora de decir adiós,
pero un hueco en mi alma todo esto dejó,
trataré de llenarlo con amor
y de no llorar está noche por lo que se alejó.

0 comentarios: