domingo, 9 de mayo de 2004

, ,

No te rindas

Cuando las nubes sean negras,
a pesar de que la montaña sea alta,
cuando la oscuridad esté presente,
nunca debes olvidar que eres más fuerte.

Te vi llorando un día
y no precisamente de alegría,
me preocupó verte así
porque derramar lágrimas no es para ti.

Estabas así por la impotencia,
por haber caído frente a una piedra,
pero descuida porque has aprendido a esquivar,
por tanto no tropezarás con las que vendrán.

Torbellinos a nuestras vidas llegarán,
pero recuerda que tú contra ellos podrás,
nunca dejes de soñar y tampoco de luchar
porque lo que quieras hacer, lo harás.

A pesar de sentir que no puedes hacerlo
sólo trata, trata y vuelve a tratar,
nunca te despidas tan fácil de un sueño,
no dejes tus alas atar.

No dejes que algún problema endurezca tu corazón,
porque es una de las cosas más valiosas que tienes;
para aquellos que te critican no les des nunca la razón,
lo que debes hacer es luchar de corazón.

Tú puedes hacerlo porque yo lo sé,
hazle caso a tu intuición,
haz lo que puedas y di lo que quieras,
recuerda que sólo se vive una vez.

No pierdas ninguna oportunidad,
siembra hoy lo mejor,
trabaja cada día como ninguno,
el siguiente cosecharás también lo mejor.

Si tuviera que elegir entre mi felicidad y tu angustia,
me quedaría con tu angustia,
y te daría mis alas para que continúes volando
porque pase lo que pase yo seguiré a tu lado.



Waldylei Yépez



Datos del archivo:

003.No te rindas.Colección Tan sólo momentos.Waldylei Yépez.docx
09/05/04

0 comentarios: