martes, 14 de septiembre de 2004

,

Preciosa ilusión

[Colección El Poder de las Letras / Mayo 2004- Junio 2005]

Preciosa Ilusión

Hoy he preguntado al tiempo donde estás
pero él simplemente no contesta,
pregunto al cielo entonces
y una nube negra se contempla.

Recurro al calor del sol brillante
pero las nubes también se posan delante,
alzo mi mirada al horizonte y corre,
los bosques se cierran y el mar se encoge.

Persigo a todo aquello que puede hablarme de ti
pero terminan todos escapándose de mí,
busco en cada instante de mis recuerdos
busco en cada mirada y cada sentimiento.

Recordando aquellas tardes bellas me puse,
recordando cada bello detalle que tuve,
miraba mi soledad de ahora
esperando parar el tiempo y la hora.

Cada puñal en cada segundo,
cada beso prometido yace en el olvido,
cada palabra bonita que veces mencionas,
cada uno de los abrazos que nunca se asoman.

Dentro de esos momentos era diferente,
tú me hiciste ser mejor gente,
y esa nostalgia que surgía
al darme cuenta que nunca te tendría.

Cada plática hecha hoy pasa a ser memoria
aquella que más adelante va ser historia,
no puedo imaginarte regalando ese tiempo a otro
sólo yo quiero tenerlo todo.

Cruzar mi mirada encontrando la tuya,
abrazando al más bello ser que nunca veré,
esperando aquel beso que no llegará
contemplando aquella flor que no he de entregar.

Suspirando y esperando tu llegar
a contemplar lo que soy desde nuestro primer conversar,
porque lograste todo de mí cambiar
porque lograste que volviese amar.

Antes había logrado querer a alguien
pero el destino volcó mis planes lindos
porque descubrí que todo no era como lo pinta un retratito
porque todo cambia sin darte un previo aviso.

No puedo adelantarme a decir lo que siento
sólo el decir que yo a ti te quiero
porque te has ganado un lugar de respeto
porque lograste que nuevas metas me haya propuesto.

Te amo como amo al aire,
te quiero como a la vida,
deseo que seas feliz
aunque no sea aquí junto a mí.

Mi mirada se pierde
se pierde como esta vida
porque ahora esta vacía
vacía como la vida mía.

No logre verte más
ni te imaginas cuanta falta me das,
mi bello anhelo es de nuevo verte
aunque sea para de nuevo perderte.

Sé que no podrás estar aquí,
tu camino esta hecho y empieza el vivir,
no soporto verte partir,
tú me diste una razón para volver a existir.

No quiero verte marchar,
mi preciosa ilusión debes andar,
enfrentar en ese fuerte galopar
a quien te quiera hacer frenar.

Vivirás dentro de mí por siempre
porque me has regalado lo mejor que nunca pude pedir
mucho de tu tiempo, tu cariño y mi alegría
que vuelve a dar una gran luz a esta pobre vida mía.

0 comentarios: