miércoles, 20 de octubre de 2004

,

Perfecta

[Colección El Poder de las Letras / Mayo 2004- Junio 2005]

Perfecta

Sólo la lluvia y la sal
y el poderoso volcán
son tan perfectos
en sus cimientos.

La verdadera mentira,
la oscuridad de la luz,
el silencio del ruido
y el mirar del soplido.

Perfecta...

Es tu arrogancia,
es la arena de la nada,
es mi agonía,
es la desdicha que intimida.

Es la luz tenue,
es la acción de arriesgue,
es la mirada sincera
y una sirena playera.

Es la fusión de arena con mar,
el caballo y su andar,
la gente y caminar,
la caída y empezar.

Perfecta es lo que no he de ser
aunque lo quiera tu querer,
lo que no he de conseguir
aunque tu presión me ha de seguir.

Un mundo perfecto
aunque sea pensamiento
no es lo que busco
y no es lo que gusto.

Me has enseñado a escucharte,
ha mirarte y ha seguirte,
por lo que has logrado, alabarte
y respetarte cada instante.

Pero mi mundo no es perfecto
y los errores que recuerdo
son un insulto para ti
porque tus planes no son así.

Tardas tanto en planear mi vida
que mis decisiones ya cuestionas
ese alguien no es bueno para ti
es el que decida yo así.

Buscar la perfección de lo perfecto
deja fuera el sentimiento,
la verdad de lo que quiero
y realidad de lo que pienso.

Ven, mírame
y dime qué es lo que ves,
dime qué debo hacer
para ser quien quiero ser.

Dime cómo alcanzo la perfección,
cómo hacer para que estés orgullosa
de lo que hoy me convertí,
de mis logros y otras cosas.

Has buscado un lugar perfecto
una vida tan perfecta,
llenar cada carencia
pero no tienes clemencia.

Sé que ya conoces más
y respeto tu experiencia
deseas evitar que yo sufra
pero quien me hiere es quien me cuida.

Te necesito, quiero y valoro
porque en ti siempre habrá un tesoro,
pero recuerda que nada es perfecto
y no podrás cambiar lo que yo deberás siento.

0 comentarios: