jueves, 17 de marzo de 2005

,

Mis labios

[Colección El Poder de las Letras / Mayo 2004- Junio 2005]

Mis Labios

Con la puesta del alba
llega el terminar de mis sueños
en donde el tiempo sin claridad
te brinde en mi mente,
el tiempo es tan extraño y malo conmigo
pues cuando necesito pase como avión
se demora como tortuga
y cuando quiero velocidad de hormiga
se vuelve un tornado,
las tareas del día se vuelven rutina
pero si se acerca la hora de verte
mis ojos se vuelven rutilantes,
rutilan y rutilan
como poderosas perlas marinas.
La majestuosa tarde se apodera del señor tiempo
vistiendo engalanada de color amarillo,
pero tan traviesa y juguetona
que nunca cansa de correr
y el calor se acrecienta dentro de ella,
pero su cierre es con broche de oro
pues ha permitido un encuentro en el parque
alejando así a la señora lluvia
que venía hacer de las suyas
además furiosa estaba y el viento la apoyaba,
pero la tarde la detuvo y me ha dado este lujo
el lujo de verte y pasear hoy de tu mano.
Un descanso bajo el árbol
quien nos arrulla como pequeños,
el paisaje siembra ternura dentro del viento
quien con suaves soplidos acompaña mis palabras
aunque a veces ellas sobran
pues la mirada hace muy bien su trabajo,
la lluvia también se enternece
su cólera es aplacada y deja caer un pequeño rocío
del cual el paraguas de las hojas nos protegen.
Tus ojos, fuentes de inspiración,
ven más allá de mis ojos pues he querido que así sea,
delicadamente y sin perderte de vista
toco tu rostro muy despacito mientras intento acercarme,
lento, lento es mi movimiento hacia tu boca,
pero me detengo antes de llegar a la meta
para respirar de tu aire
y que formes parte de mi esencia,
allí es cuando más anhelo el roce de los labios,
ese toque sutil y persistente que lamento no sea eterno,
y con sumo poder marcas mi boca que te he entregado
por ello tu rostro mis labios se ha llevado
y les ha hecho suyos como el mío a los tuyos.

0 comentarios: