martes, 6 de diciembre de 2005

,

Tormenta

[Colección Mi Alma]

Tormenta

Un príncipe azul que no fuese mentira
con vestir elegante y corazón de diamante,
creí encontrar el de mi vida,
y me enseñó muchas cosas
entre ellas, a llorar...

Estuvo conmigo un tiempo,
luego fui una tormenta,
sus mentiras convertidas en letras
me derrumban al piso con ira, lágrima y torpeza.

Me pregunto por qué la mentira,
no le importe, sólo un juego fue,
antes era un cielo azul
mira en lo que me convertiste,
una tormenta, simple tormenta.

Nada está bien,
todo fue mentira,
llueve en mi cama,
llueve en la ducha
y llueve en mi almohada,
el gemir del silencio
y en las noches un recuerdo,
una tormenta.

Ese a quién adoré,
a quién una vez profese amor verdadero,
me ha clavado un puño en el pecho,
herida frente a un huracán me dejó,
él sabia lo que hacía
y en su inocencia ya no creo.

Ya no me importa más,
¿Qué fue lo que paso?
mis ilusiones fueron cambiadas,
soy una desconocida entre la gente,
ya no tengo más y no importa lo que piense.

Fui, mucho fui,
ya nada esta bien,
me trago mis lágrimas e inspiración,
mi rostro dice todo,
era un cielo azulito
y ahora estoy rota y en el piso,
una tormenta, nada más que eso.

Las conversaciones me las guardo,
ya no quiero más nada de él,
me enseñó a ser una tormenta,
y mi mente me atormenta,
mi dolor es real, ya no puedo más,
me tragaré todo al final,
del azul pase a gris
y en una tormenta me convertí.


06/12/05 7:23 p.m.

0 comentarios: