sábado, 25 de febrero de 2006

,

Mi amor y terror por las palabras

[Colección Andanzas 2006]

16. Mi amor y terror por las palabras

Viví rodeada de las palabras mucho antes de nacer,
desde aquel sitio podía escuchar ruidos,
luego al nacer tuve que convivir con ellas
y aprenderlas hasta el sol de hoy,
lo más probable es que ellas
junto a las letras
sean mis fieles compañeras.

Amaba las palabras porque abrían muchas puertas,
enormes posibilidades y grandes enseñanzas,
muchas me reconfortaron
y algunas me acompañaron,
lo que no sabia era que incluso ellas
tenían otra cara como lo común de las monedas.

Cada día posee su grandeza
porque cada uno tiene su altivez y decadencia,
sabía que todo era un aprendizaje
lo que no sabía era que podía temerle a lo amado,
terror a lo que amas, una gran pesadilla,
un día exactamente como hoy, pero muy diferente
nació mi amor y terror por las palabras
porque comprendí que como te aman, te acaban.

Una vez regale mis mejores palabras
no las de la mente, las que el corazón habla,
pensé que la mitad de otro corazón al mío se había unido
pero fueron palabras que cambiaron mi destino,
las palabras a mí, enamoraron
y luego me destrozaron.

Había escuchado duras palabras a otros llegar,
pero a mí no afectaron, sentí pena por aquel otro
pues la puñalada la delato su rostro,
sin embargo, los días sorpresas traen
y creí que alguien amado duras palabras me regalaba
fue entonces cuando el mío fue terriblemente herido,
¡OH palabra!, ¡me has ayudado y ahora traicionas!
¿Por qué volcar tu furia contra mí?
¡te amo y ahora pagas con esto!

Infinito es el poder de la palabra,
inmenso es el poder de la letra,
culpable no es ella, sino quién la usa,
una herramienta tiene su función
pero es mala si se le da un mal manejo,
poderosa es la palabra que permite curar,
peligrosa es la palabra que permite matar.

Eres responsable de tus palabras,
sin embargo, nunca verás su poder
hasta que veas las consecuencias,
puedes llegar a herir o destruir
pues la fortaleza en todos no es igual,
o puedes ayudar y levantar,
tú decides cómo usas tus palabras,
pero cuidado con herir, a la persona que amas.

26/02/2006 2:05 a.m.

0 comentarios: