martes, 14 de marzo de 2006

,

Me enamoré de ti

[Colección Andanzas 2006]

25. Me enamoré de ti

Veme aquí, sentada en la historia y con vista al tiempo, mientras por mis pies pasa la arena del sendero y en mis mejillas chocan las palabras del viento que mece las hojas de un árbol a mi cielo. Aquí estoy, pretendiendo ser sincera conmigo y las nubes que figuras toman arrojan escarchas al vacío, que se esparcen mientras los rayos de luces tocan la clorofila; milagros que habitan el mundo y transitan por él, ángeles de sueños, rostros y reflejos, y entre ellos la excepción, la diferencia… tú.
- Me enamoré de ti -, así dice mi mente traidora que no deja de pensarte, y que no para de soñarte cuando debía descansar por las noches; y es que suena tan sencillo o tan simple, como si esas palabras fueran tan fáciles de sentir, como si todo fuese una simple palabra, y he descubierto que no es así, que para poder decirte – me enamoré de ti – he pasado por más de un sentir.
He fusionado mi mente, cuerpo y alma a un solo propósito, el vivirte en esta hora, en este día o de aquí en adelante. Volví a soñarte despierta mientras mi pensamiento teje un mundo perfecto, ese mundo de rosas y palabras bonitas que no tendría fin porque no dejaríamos que acabase, allí donde hay espacio para el perdón y mis letras tienen sentido, donde mi corazón vive y late por ti, donde soy capaz de amoldarme para convivir.
A esta hora y a toda hora nunca miro el reloj, porque no me gusta ver este tiempo en el que no estas, y estando junto a ti tampoco lo miro porque no quiero ver la hora de tu marchar. Tienes algo en la voz que me estremece, y algo en la piel que me magnetiza como dos polos opuestos que se atraen mutuamente. Mariposas revolotean a la mitad de mi ser, palabras a medias y mis ojos que solo a ti buscan, que solo a ti siguen.
¿Por qué he de sentirme así?, en mi mente no hay respuesta más la mente no ama, solo le corresponde analizar y de análisis el amor no vive, loco es mi desesperación por verte, loco es que a distancias te sienta a milímetros o dentro de mi corazón, loco es decirte – me enamoré de ti - pero ¡Qué linda es la locura donde vivo! ¡Qué lindo el tiempo en que estas conmigo! ¡Qué lindo es tomarte de las manos y besar tus labios! ¡Qué lindo es decirte lo que siento! Porque quiero ser libre de gritar al mundo cuánto te amo, porque quiero decirles que tú miras más allá de mis ojos, que son de tus labios de los que quiero un beso y mil más, que es entre tus brazos donde quiero descansar, que sí, que tu amor me hace volar y querer vivir en la ilusión de lo que es supuesto esta perdido, pero qué importa, déjenme creer en lo que creen imposible pues así lo creen porque han decidido hacerlo, yo decidí vivir lo que siento, vivirte a ti, vivir el ahora y vivir de tus besos.
Tu ausencia solo es la excusa para anhelar más tu presencia, ella ni siquiera existe porque nunca estas ausente, porque siempre estas aquí cuando te encuentras lejos. Mis manos, son las ventanas que cierran la luz pero que abren mis recuerdos cuando las coloco sobre mis ojos como aquel que va ser sorprendido, siempre espero que al quitarlas de enfrente estés allí brindándome tu sonrisa, es la sorpresa que más anhelo día tras día.
- Me enamoré de ti - era algo que temí decir, mi incertidumbre era mucha al no saber si corresponderías, pero llegué a un punto donde era tan grande mi sentir que ya no cabía en el gran espacio que abarca un corazón, fue cuando empezó a desbordarse ese caudal y ocultarle ya no pude. A fuego escrito esta tu nombre en mi ser, amo tu sonrisa, tus palabras y tus besos, me enamoré a través del tiempo y solo por ti siento todo esto, y siento todo esto porque… de ti me enamoré… o me enamoré de ti.

K.D. 11:33 p.m. 14/03/2006

0 comentarios: