viernes, 16 de junio de 2006

Phantasma

DarkisX a las 6:43 p. m. 0 comentarios
[Colección Andanzas 2006]

“37. Phantasma

Mi amor, voy a casa con inmensas ganas de darte mi cariño por eso espero que te halles anhelando mi llegar, pero miro y me doy cuenta que no ha sido así. Todo seguía tan intacto como cuando me fui. Decidí esperarte entonces sentada en el sofá, esta vez trataré de no quedarme dormida pues quiero que lo primero que veas sea mi sonrisa.

Hoy quiero repasar los momentos más felices porque ¿Sabes? He descubierto que si piensas en las cosas buenas constantemente, por más que el tiempo pase, no lo olvidarás… es cierto también que llegan junto a ellas algunas no muy buenas, y sé que no soy inocente del todo y que como humana he errado. Sólo, sólo quiero decir unas palabras, no haré un discurso amor lo prometo, yo… no sé por dónde empezar quizás por el principio o quizás por el comienzo, y tampoco sé si llamarte por teléfono o irte a buscar, o si simplemente como hace rato me siento a esperar.

Amor, he buscado en tu cuerpo el hogar que no he tenido, y siempre anhele que me tocaras una y otra vez con tus manos de ternura, con tus labios de ilusión. Cada vez que cerraba los ojos estabas tan claro, allí esperabas por mí. Tu calidez cubría todo a su paso porque era tu amor, eras el todo para mí.

Quiero vivir todas esas cosas de nuevo pero que no seas un Phantasma, ya no quiero dormir con la fantasía sino que tus manos me lleven a ella, no quiero besar a la nada sino que quiero que estés en todo.

Mi Phantasma, eso has sido de un tiempo para acá.
Pero ya no lo quiero,
yo quiero estar contigo,
estar a tu lado, así como el pasado.

10:43 p.m. 16/06/2006

miércoles, 7 de junio de 2006

¿A dónde fue?

DarkisX a las 6:58 p. m. 0 comentarios
[Colección Andanzas 2006]

“36. ¿A dónde fue?

Un día, como varios caminos, caminamos,
pero éste no era como otros.
Nuestros rostros decían mucho,
los gestos podían hablar sin palabras,
ya no eran las miradas,
ya no eran como ayer
y ahora me pregunto: ¿A dónde fue?

¿Dónde quedaron guardados los momentos?
Aquellos en los que podía tomarte de las manos,
donde podía hablarte con mucha delicadeza y con un alto respeto,
quizás se han perdido, quizás ya se han ido.
¿Dónde quedaron las promesas?
¿A dónde se fueron tus caricias?
¿Y ahora de quién son tus labios?

Muchas mañanas desperté lejos
pero no significaba que de ti me olvidaría,
ni que yo destrozaría ese mundo de ensueño
que tanto nos costo construir.

Una vez más hoy desperté aletargado,
mi modo de escape a tu fantasma es dormir
pero en sueños regresas a mí,
creí que con hacerme el fuerte bastaría
pero apenas alcanzo a ser payaso
con su careta de risa
y dentro su negro llanto.

Dude, muchas veces dude de ti,
de mí y de nosotros,
no pretendía enamorarme, ni quería hacerlo,
quizás no lo vuelva hacer,
no porque sea malo amar,
es malo el no corresponder,
el prometer y el nada hacer.
Alguna vez pensé que esto así terminaría
y me decía que diría: ¡Qué más da!,
si me deja, ¡Ya qué importa!
si la dejo, ¡Será igual!
pero ahora que ha pasado, ¡El dolor me matará!
pues me siento destrozado, me siento aniquilado.

¿En qué rincón has puesto ese peluche?
¿En el cesto de basura, mi rosa encontraré?
¿Acaso odias la canción que te hace recordarme?
¡Por Dios dime! ¿Acaso te dolió?
¿Será que sólo yo he llorado?
Pero para qué decírtelo,
no sé si te jactarás con mi desgracia
y dirás a tus amigos que comiendo de tu mano me tenías,
creí que de todo tuve la culpa, pero no fue así,
lo cierto es que ya no me quieres, y yo aún sí.

¿A dónde? ¿A dónde?
¿A dónde se van las sonrisas?
Mis fotos y cartas, seguro son cenizas,
mi cama y mi almohada han perdido tu olor,
¿Qué haré con la chaqueta que dejaste en mi balcón?
¿Qué hay con las letras que te escribí algún día?
¿Qué digo si por ti pregunta mi madre o mi tía?
¿Qué hago con las flores que en la esquina te compré?
¿Qué harás con los discos que en tu radio yo dejé?
¿Qué nuevo sitio en vacaciones irás a conocer?
¿Qué pasará con el regalo del que una vez te hablé?
Que si lloro, que si río o si me amargo,
¿Acaso ya no importa lo que juntos pasamos?
¿Acaso ya no importo?

No sé si más me duele el no tener respuestas
o que tus respuestas mucho duelan.
Pero antes de irme lejos de tu estar
necesito saber a dónde fue a volar…

¿A dónde fue el amor? ¿Dónde lo vuelvo a encontrar?

07/06/2006 10:58 p.m.

martes, 6 de junio de 2006

Mi renuncia

DarkisX a las 9:15 a. m. 0 comentarios
[Colección Andanzas 2006]

“35. Mi renuncia

Sé que quizás esperabas algo más de mí pero esto no. Cuando ves un ave volando alto dices que es hermosa, pero no cuando anda tan cerca del pantano. Mi ciudad camina tanto como corre, y mucho pasamos desapercibidos en la existencia, más cuando queremos escondernos porque estamos siendo destruidos masivamente en cada porción. Sé que prometí nunca dejarme vencer, sé que juré que seguiría así el mismísimo mundo cayera sobre mí, pero no trataba de hacer de mi promesa la carga más pesada o no esperaba que eso sucediera. Cuando hablaba con mi padre sentía que me escuchaba y prometía y prometía, pero mi escudo se ha desvanecido y quiero renunciar.
Sabía que muchas eran mis dificultades y problemas, pero ahora necesito que me hables otra vez como la vez pasada porque a veces olvido qué debo hacer y seguir, qué parte de la ciudad debo mirar. En alguna oportunidad mi destino se torció y pude volver a enderezarlo, sin embargo ahora siento que no puedo más y quiero presentar mi renuncia pues siento que perdí la habilidad de volar, que he perdido mis alas en medio de tanta tempestad, que volar ya no es para mí y que sólo quiero llorar mientras digo que renuncio.
Y si renuncio sigo decepcionándote, pero cómo prometer seguir si no puedo hacerlo, por eso renuncio porque la verdad no hay nada que seguir mientras me sigo destruyendo. Por favor háblame otra vez.
Alzo mi bandera blanca pues ya casi no puedo respirar, ya no puedo volar a la ciudad, perdóname.
Ojala algún día entiendas, o yo entienda por qué debo seguir. Por ahora si miro mis pies han sido pegados con cemento y mi horizonte cada vez esta más lejos. Necesito un nuevo escudo que me proteja en las batallas a encontrar, pero qué hago ahora cuando todo en mis manos se ha desvanecido, quizás sí deba llorar para quitarme la carga en mis ojos. Muéstrame una salida porque ahora no puedo verla con tanta neblina.
Siempre trate de ser la mejor y eso esperaban de mí, pero no sé qué ha pasado con esos sueños y metas, quizás las perdí en el camino o están escondidas detrás de mis ojos pero no puedo verlas, y ya no tengo nada.
Cuando mi corazón vuelva a latir seguro sentiré tu energía en mí y podré volar, pero ahora siento que poco a poco deja de sonar con tantas cosas, quiero renunciar porque mis cargas no las puedo soportar, porque creo que ya nada puedo hacer.
Espero tú me puedas ayudar a continuar, y así evitar este lamentable renunciar.

6/06/2006 1:15 p.m.

viernes, 2 de junio de 2006

De frente a la realidad

DarkisX a las 11:13 a. m. 0 comentarios
[Colección Andanzas 2006]

“34. De frente a la realidad

Simplemente soy yo quien escribe, una voz dentro de mi mente me dice qué hacer, que actúe de manera libre y que los ángeles no existen, que llevo miles de segundos sentada frente a una fantasía dejando la realidad de lado, pero resulta que ella siempre vuelve. Deje que mi destino me guiará a dónde creí debería ir y pasaron los minutos en los lugares donde debí estar y de donde sólo me ausente pues di más importancia al resto de las cosas que a las más importantes, y cuando la gente se da cuenta que te va mal porque fuiste descuidado y porque ya no eres tan bien como ellos creían se ciegan a culparte pero nunca se preguntan por qué actúa de esa manera, porque una carrera vale más que un caminito pequeño, porque un titulo te da cuanta posibilidad no te da un buen trato, pero veme rompiéndome por dentro. Aquí estoy a solas con mi conciencia, pues sí tengo una, dicen que no aprendí de mi pasado pero no sé qué debo creer en sí.

Fuera de la línea de lo aceptable me detuve a mirarla mientras la gente me espera al otro lado pero nunca toman en cuenta que no quiero atravesar esa línea, que de ese lado no quiero estar aunque ellos crean que para mí es lo mejor. Quizás mi destino este escrito o quizás no, pero lo cierto es que me siento como una piedra en medio de la arena que me hunde totalmente, y creo que las cosas están mal pero qué más puedo hacer si no puedo moverme. Estoy sola en medio de la nada y ni siquiera tengo lágrimas para llorar porque resulta que las piedras no lloran, pero veme aquí sin poder respirar esperando que el próximo día llegue, aunque solo deseo que el dolor pase porque me siento mal en medio tanta arena que me ahoga.

Soy sola y me siento sola rodeada de agua y arena, quiero no sentir lo que ocurre pero mi piel arenosa comienza a sudar lágrimas rojas, llamando dentro de mí a la última esperanza que puedo sentir pero nada me escucha y nada me mira, quizás porque mis ángeles murieron y los otros se decepcionaron de que soy lo que soy, pero más triste es saber que quiero llorar y no puedo, que quiero hablar y ya nadie me quiere escuchar.

¿Será el destino que me puso aquí? ¿Para qué? ¿Para darme cuenta que en serio no soy nada?

No me dejes así, sola conmigo porque mi camino fue errado, porque aún espero dejar de ser una piedra y dejar de estar sola...

No quiero morir pero no sé qué hacer, no quiero escuchar más insultos ni la excusa de mi mente de que esto no es real, pues la realidad esta aquí de frente a mí y de a poco me aplasta como un pequeño objeto que no tiene sueños y que sólo esta solo.

Ya no quiero seguir aquí llena de llanto que no sale a la luz porque soy una piedra, aún espero, aún espero aunque sea para seguir esperando.

De frente a la realidad hay otros caminos, pero maldita sea dónde están que ya no puedo ver nada, ni sentir ni escuchar.

Sólo eligen qué será mejor para mí, pero nunca me lo preguntaron a mí.

02/06/06 3:13 p.m.
 
Safe Creative #0901212439155 Safe Creative #0812240119325

Waldylei Yépez by DarkisX.Com.
Copyright © 2001-2017.
Template by Ipietoon