miércoles, 30 de agosto de 2006

,

Pajarito herido

002. Pajarito herido. Mi respuesta. Waldylei Yépez.doc

Pequeña ave de nieve perpetua, hoy has sido deslumbrado por la belleza. La distracción te ha desviado de tu camino, pretendías buscar un tesoro y te has detenido por otro. Mientras te refugias en el nido más alto que has asentado tus alas descansan de su lucha, pero tus ojos se mueven a todas direcciones. A los pies de tu árbol juega una niña con su muñeca de trapo. La ocasión merece una gala, las princesas siempre esperan príncipes, y para la presentación sacarás la mejor carta de tu ala.

Vestido con tu mejor traje te has presentado, y con ese canto melodioso, así su simpatía has conseguido. Ella te ha enamorado con el ser de su esencia, y has sentido cómo tu corazón brinca nuevamente.
Ha visto una herida en tu alita, otra niña con alfiler poca precaución tuvo y por eso aquella sangre en tu nieve roja. Te ha mirado con ojos de ternura y te ha tomado entre sus manos besando tu piquito, has sentido calidez, su inocencia, su dulzura y su candidez. Así se ha propuesto curarte aquella herida que una vez fue tu agonía y aprenderás que toda niña no juega con muñecas, y que a todas no les gusta un alfiler.

Llegando la mañana cantas más que nunca, le has traído florecillas de cien y mil colores: rositas, margaritas y hasta girasoles. Es la espera más ansiosa y ya te has perfumado. ¡Es la bella y ha llegado! Trayéndote de regalo un corazón dibujado y con creyones T.Q.M. plasmado.

El pajarito herido que una vez se ahogó entre su sangre ha dibujado con ella en sus plumitas su corazón vibrante, ha hecho de su dolor una obra arte y ha plasmando un T.A.M. como respuesta a la bella que ahora le protege, como él protege de ella.

En una pequeña jaulita te mantuvo algunos días mientras sanaba aquella herida, pero luego la puertita ella abrió para que volases tan alto como el sol. Ha comprendido que necesitas encontrar ese otro tesoro que desde hace tiempo deseas hallar, mientras ella aquí te esperaría sentada bajo el mismo árbol del mismo parque porque los tesoros se mantienen dónde han sido cuidadosamente guardados, por eso ella estaría contigo y tú estarías con ella en ese pedacito de corazón dónde el uno y el otro así se guardó.

El pajarito voló y voló, y la niña juega a esperarle allí sentada. Hasta que un día él volvió trayéndole consigo un rayito de luz, había encontrado su tesoro y había tomado un pedacito de él para traérselo, y la niña preguntó cómo pudo hacerlo, a lo cuál él le contestó: -Quería encontrar la luz más grande de la vida, y volé y volé para encontrar mi tesoro, pero antes te encontré a ti y comprendí que eras tan grande como la luz más grande, porque tú me llevaste hasta ella al darme tu corazón, y al darme tu corazón yo pude ver el Sol, y ahora he vuelto para traerte esa lucecita, el corazón que ya cuidaste y mi amor que será tuyo... de ahora en adelante-.

10:10 p.m. 31/07/06
04:40 p.m. 30/08/06

0 comentarios: