miércoles, 19 de diciembre de 2007

La Verdad sobre la Reencarnación

Según la señora Conny Méndez, en su Nuevo Pensamiento (Revista Metafísica) Nº2, sección Introducción a la Verdad Cósmica por la Gran Hermandad Blanca, nos dice lo siguiente respecto a la Reencarnación:

La reencarnación es realmente una misericordia para el alma que está evolucionando en la atmósfera presente del planeta Tierra, porque la acumulación de karma individual, nacional, racial y planetario es tal, que es esencial un descanso de la lucha y la necesidad de mitigar los males de causas pasadas para asegurar la existencia continuada de esa alma con las cualidades de esperanza, fe y determinación para perseverar hasta que se asegure la inmortalidad del ego.
Cuando un alma ha acumulado gran sabiduría y comprensión en una vida previa, es muy lamentable, que en el nacimiento sucesivo le sea nublado por las restricciones karmáticas que abarcan toda la raza, impidiendo que esa alma traiga el recuerdo completo de su propia luz. Esto tiene que recogerlo de nuevo por medio del desarrollo de la intuición y trabajar a través de la estructura del cerebro y de los vehículos que le son suministrados en el nacimiento actual. La razón por la cual a la conciencia del hombre no se le permite el recuerdo del pasado, se debe a que los pecados y la iniquidad de la raza se han hecho tan Pesados, y el odio y las injusticias tan tremendas, que la Ley Kármica, misericordia, baja la cortina.Yo me pregunto, ¿Será verdad esto de haber tenido otras vidas? Seguramente nadie, absolutamente nadie puede asegurártelo, más considerando que no le creerás a cualquier persona.

A éstas preguntas, tú conoces la respuesta y lo que tú crees es la verdad, sea cual sea. Sólo basta tomar un segundo de tu tiempo.

Por un instante, no pienses en nada. Olvida ése ruido que suena al fondo, aquieta tu mente y ahora pregúntate a ti mismo: ¿Cuál es la verdad? Y escucha, escucha la voz que trata de salir de adentro. Si ella te dice que lo que ves es falso, créelo y si te dice que es verdadero, entonces créelo. Pon en tela de juicio todo cuanto traten de "obligarte" a creer, todo. Averigua por ti mismo la verdad. Recuerda que mi verdad, no necesariamente es la tuya. Si no te sientes cómodo con lo que una persona te dice, es porque quizás no estás de acuerdo con sus palabras, es como estar en una "guerra" entre la persona que trata de enseñarte y tú mismo, por eso te cuesta tanto discutir sobre si creer tal cosa o no, si seguir en aquel sitio o si no.
Tu Ser, lo que Eres sabe Todo. Tú lo sabes todo aquí y ahora. ¿Cuál es tu verdad? No creas tal cosa porque mi amiga, mi madre, mi compañero me dijo que era así... ¡Descúbrelo por ti mismo! ¡Pregúntatelo! Si buscas encuentras. Todo aquel que es sincero en su búsqueda encontrará las respuestas, pero al momento preciso. No te sorprendas cuando un día de estos alguien te regale o te preste un libro, folleto, revista... que te de la respuesta exacta que andabas buscando.

Vive los instantes, vive paso a paso y verás que las cosas pueden llegar a ser muy distintas.

Ojala ambos, tú y yo, encontremos cada respuesta necesaria y sepamos la razón de estar aquí, y la razón por la cual nos hemos encontrado.

¡Un Ave María y Adelante! Como diría San Luis Orione.

¡Que Dios nos Bendiga a Todos!

0 comentarios: