domingo, 18 de enero de 2009

,

Con el corazón en otro país

037. Con el corazón en otro país. Colección Despierta. Waldylei Yépez.doc

El Amor es una de las maravillas del mundo, de hecho, creo que es la principal de todas. Él une lazos de manera insospechable, crea puentes “imposibles” de edificar y trae a la realidad los sueños más fantásticos. El verdadero Amor no está limitado por tiempo ni espacio, y aparece cuando menos esperas y en quien menos lo crees. Autónomo entre autónomos así es el Amor, así es el Corazón…

Por y para ti, mi apreciadísima amiga Olga Balvidares, un gran abrazo para todos los amigos de la Argentina.

* * *

Rodeada de un hermoso paisaje ella le sonreía al viento. Había decidido realizar un pequeño viaje fuera de la ciudad para despegarse del estrés que le causaba el tráfico y el bullicio, así como el montón de trabajo que le esperaba aún en la oficina. Pero aquel era un momento de paz y tranquilidad, no recordaba el papeleo urgente que tenía pendiente, las llamadas que debía contestar pronto ni las deudas que se acumulaban. Este era un momento sólo para ella. Se sentía libre. En un instante dado se puso a pensar en cosas agradables, en helado de chocolate que tanto quería, recordó que tenía bastante sin comer frutas, se le antojaba unas fresas aunque durazno también podía servir. Se reía de las cosas graciosas que recordaba. En un momento sus ojos se movieron como intentando recordar otro episodio de algo, así estuvo un rato hasta que se asomó en sus rostro una leve sonrisa, pero no era cualquier sonrisa, era especial. Suspiró y cerró sus ojos mientras el viento chocaba sutilmente su rostro.

Más tarde de regreso a casa, se quitó los zapatos y se fue directo a los papeles que debía revisar para la mañana siguiente, había sido agradable la tarde pero al volver a su casa tenía que enfrentar su realidad. Preparó café y pensó un rato. Fue al computador y chequeo si había algún mail nuevo, se conectó al chat y habló otro rato con algunos amigos y colegas. Entre ellos estaba Josue, un hombre con un trato agradable.

Penélope, que así se llamaba nuestra amiga, tenía muchos planes y proyectos, deseaba mejorar su condición actual y trabajaba mucho por ello pero no veía los resultados que tanto quería. Fue entonces cuando decidió dar otro paso en la búsqueda de sus sueños, dejaría su país Argentina e iría a España, buscando mejores condiciones y aquello le parecía muy prometedor. La tranquilidad de la tarde le había dado las fuerzas necesarias para embarcarse en ese nuevo rumbo que estaba apunto de tomar.

No pasó mucho para cuando renunció a su trabajo y viajó. Allí comenzó nuevamente, pero al poco tiempo de llegar se le detectó un cáncer de mama. Sería operada a finales del año en un Hospital de Murcia.

Antes de que este episodio tocara su vida, conoció a ese hombre agradable llamado Josue. Las vivencias con él fueron numerosas y le enseñó cosas que ella no sabía como superación, motivación, autoayuda al leer los diversos libros y audios que él le compartía. Bastaron unos pocos meses para enamorarse de él por completo. Lo primero que amó fue su voz, su decir. Además, él estuvo a su lado durante todo el proceso de operación y curación apoyándole incondicionalmente.

Las vivencias para Penélope serían muchas, las cuales quedarían marcadas con fuego en su vida y corazón.

Al momento de regresar a su país, habló sinceramente con Josue expresándole lo más profundo de sus sentimientos. Ella quería que él supiera lo que sentía.

Una noche en su casa, ya en su amada Argentina, se sentó frente al computador e inspirada por sus sentimientos ella escribió:

“La distancia no mata el amor, lo fortalece. Yo no sé si él me ama como yo lo amo, pero que no sea así, no quiere decir que no me ame…”

Sonreía con una hermosa luz brillando en sus ojos. Recordaba los momentos junto a él.

Ellos aún siguen juntos, tal vez no físicamente pero sí a través de la gran red de redes: Internet. Él ha marcado profunda e indeleblemente su vida. Y ahora ella vive… con el corazón en otro país…

(Basado en hechos de la vida real)

18/01/09 05:44 p.m. - 05:55 p.m.

0 comentarios: