domingo, 10 de enero de 2010

,

Cada amanecer es un fin


Fuente imagen: Google Images

¿Recuerdas cuando estuvimos juntos?
Me decías que ese tiempo te hacía bien,
pero al pasar los días, todo cambió.

Cuando te abrazaba me sentía muy bien,
te protegía cuando sentías miedo,
como cambian las cosas:
ahora soy yo quien tiene miedo.

Eras mi compañía perfecta,
y ahora me he quedado sola.
Me dejas de un momento a otro sin avisar,
sin prever lo mucho que te iba extrañar.

Te culpo de dejarme sola.
Yo te necesito tanto.
Te extraño tanto.

Que irónica es la vida
cuando a cada amanecer es el inicio de otros,
pero cada amanecer para mí tan sólo es un fin.

Porque muero cuando amanece,
cuando sale el sol y no estás aquí,
porque me dejaste
y ya no tengo mi compañía perfecta.

Yo yacía muriendo cuando otros nacían,
yo me voy muriendo sin mirar el tiempo.

Yo me voy muriendo... desde tu silencio.
Waldylei Yépez

0 comentarios: