miércoles, 22 de diciembre de 2010

,

A un gran hombre

A un gran hombre son mis palabras.
A ese hombre que hoy triunfa gracias a su empeño y trabajo.
Ése mismo que me ha enseñado, a través de sus acciones, que por muy presionado que se pueda estar, siempre se puede salir adelante.
A ese hombre agradecido con sus padres por todo cuanto ellos han hecho por él; padres de los cuales él es el reflejo de lo que son: las más hermosas personas que jamás había conocido.
Esto es para ese hombre que convirtió mi mundo en algo mágico.
Que me permitió desarrollar el más grande amor que yacía en silencio en mi corazón.
Al hombre en cuyos ojos se encuentra la inmensidad de la vida, y en cuya sonrisa queda la ternura intacta de un corazón grande y limpio, un corazón de hombre que conoce de la vida y cuya vida le ha enseñado a ser sabio… Pues él es un gran hombre.
Un hombre que inspira respeto, confianza y seguridad.
Quien con amor te hace ver lo equivocada que puedas estar, pero también es capaz de darte la razón cuando la tienes.
Un gran hombre, aquel que ama sin límite ni reserva y de una manera incondicional.
Yo amo a un gran hombre, y hoy quiero decirle cuán orgullosa me siento de él…
Te Amo. Te Amo con todo mi ser.

Waldylei Yépez

0 comentarios: