sábado, 28 de mayo de 2011

,

¿Cómo?

Fuente Imagen: Google Images.

Ven a ver cómo pasa el tiempo
mientras te quedas solo,
por ignorar todo lo que quise darte
pero qué más da, ya eso no es importante.

Has liberado toda la rabia y el miedo
que jamás vi en mí antes.
Mis palabras se vuelven cañones
que destruyen tu imagen.

¿Intentas disculparte?
No me interesa disculparte,
y mucho menos perdonarte..

¿Cómo? ¿Cómo me convertí en lo que me convertiste?
Pregúntatelo a ti mismo.
Ahora ves millones de guerras en mi interior,
pero tú plantaste cada semilla que así germinó.

Ahora, te dices que te equivocaste,
pero ya no pasarás por encima de mí como antes,
puedes volver sobre tus pasos,
ya no hay lugar para ti en mi regazo.

¿Y me dices que ahora eres feliz?
Que estás de lo más feliz solo,
pero no es lo que cuenta tu mirada,
no, no es lo que cuenta tu mirada.

Tú siempre tuviste la razón,
y nunca jamás me dijiste que la tenía yo,
me ignoraste
y así me marchitaste.

¿Cómo? ¿Cómo me convertiste en tu peor enemigo?
Comenzaste caminando lejos de mí,
sembrando miedos que germinaron en guerras,
ahora aguántate la astilla de la madera.

¿Cómo? ¿Cómo me convertiste en lo que soy?
Cuando me dejaste sola,
aprendí a vivir sola,
aprendí todo lo que tú me enseñaste.

Y ahora me preguntas cómo,
¿Cómo puedo ser tan dura?
Tú me enseñaste, sí me enseñaste…

¿Cómo? ¿Cómo llegamos a odiarnos?
Pero sobre todo,
¿Cómo es que llegué a decirte: te amo?
Si en ti no hay nada que valga la pena amar,
y no sé si valga la pena odiar…

Entonces, ¿Cómo?
¿Cómo llegamos a odiarnos?
¿Cómo es que llegamos a amarnos?

Waldylei Yépez

Fuente Imagen: Google Images.

0 comentarios: