domingo, 3 de julio de 2011

,

Gotas de llanto

Fuente: Google Images.

A veces pienso que somos apenas dos gotas de lluvia
que se enfrentan al sol,
intentando no desvanecer ante su calor,
pero muriendo ante el dolor de desaparecer.
A veces pienso que no somos más que un sueño,
un sueño donde nos juntamos para vivir un imposible e inalcanzable camino
que hace flaquear nuestras metas,
porque resulta tan difícil enfrentar lo que enfrentamos a diario.
Son tantas las cosas que pudimos haber sido…
disculpa que hable en pasado ahora,
no puedo evitarlo.
No sé si me estoy acostumbrando a la idea de perderte,
aunque quizás sí,
quizás he asumido la realidad de que te estoy perdiendo
o que ya te perdí.
Somos dos gotas de llanto,
de llanto inminente que no tardará tanto en llegar.
Sé que la música que suena de fondo viene a despedirte,
pero me gustaría tanto no verte llorar
y quizás la única forma es pedirte que te vayas de una vez,
antes de que mi corazón no pueda más el llanto aguantar.
Sé que a futuro me preguntaré por qué renuncié a ti,
por qué renuncié cuando todo indicaba que nos iría bien
y me culparé por cobarde,
me culparé por no esperar aunque resultara difícil
y entonces al reflexionar
me daré cuenta que no quise aquella corta espera
y la cambié por una larga donde jamás llegas.
Es difícil estar sin ti, es difícil esperarte
pero lo será más aún el olvidarte.
Hoy somos dos gotas de llanto,
nada más que eso somos.
Nada más que eso hemos sido.
Me pregunto: ¿Cuál será nuestro camino?
Dímelo tú, no sé cuál sea nuestro destino,
si separarnos ahora
o seguir como seguimos.
Dos gotas de llanto,
más que eso quisiera ser,
más que eso podemos ser,
más que eso ¿tú quieres ser?

Waldylei Yépez

Fuente: Google Images.

0 comentarios: