jueves, 20 de septiembre de 2012

,

Me propongo

Fuente: Googles Images.

Me propongo a perderme en tus ojos.
Me propongo a perderme en el abismo, en la nada.
Me propongo a tantas cosas.
A ninguna de ellas en realidad.
Me pierdo es este mar de palabras,
que no habla más que de cosas cotidianas.
Me encuentro reflejado en tus pupilas,
que hoy no me miran diferente a otros días.
Para ti no soy más que el mismo de siempre,
que a veces critica a la gente.
Que a veces te mira de frente,
aunque sé que a veces me mientes.
Me propongo ser más que una historia,
o sólo un alguien que quiere la gloria,
sólo un alguien que camina descalzo
esperando que otro alguien le dé un abrazo.
Quisiera proponerme que más cosas nos unan.
Quisiera pensar que nuestras historias se suman.
Quisiera mirar la ventana de este tren,
mirarte al reflejo y diciéndote: ven.
Para ti parece más cómodo el puesto del frente,
quizás porque allí va por quién vas sonriente.
Quisiera decirte a la cara
que ése a quien amas, no te ama.
Quisiera contarte que sufre otro amor,
que yo lo conozco y él sabe quién soy.
Porque lo conozco quisiera advertirte de él,
decirte que por nada del mundo te fíes de aquél.
No, no te enamores de ése,
mejor enamórate de quien este verso siente,
este verso que te habla de amor,
este amor desgraciado que irradia como sol,
pero un sol que casi nadie ve,
mucho menos tú que sólo tienes ojos para él,
y a él sólo le importa quien está a dos puestos más,
tú, sencillamente, no existes en su realidad.
Lamento mi amor decirte la verdad,
la verdad que él jamás te dirá.
Seguiré en este puesto de tren,
quizás esperándote en vano
y tú esperándole a él.

Waldylei Yépez

1 comentarios:

Adalberto dijo...

Excelente sigue así, de verdad que encantadísimo con el poema, digno de un artista, felicidades