jueves, 22 de noviembre de 2012

,

Carta a Dios: Él ya no me ama

Fuente: Google Images.

015. Carta a Dios: Él ya no me ama. Colección Orígenes. Waldylei Yépez.docx

Padre,
No puedo más con este dolor que me carcome el alma. Siento que mi corazón va explotar de pura tristeza. Siento que no me he equivocado tanto como para merecer esto. Estoy sola, sumida en el más profundo dolor que jamás sentí. "Seguramente él ha dejado de amarme", eso me dije y ahora eso es lo que siento, porque si me amara no me dejaría sufriendo de esta manera. Necesito paz para mi corazón, pero la paz que quiero es la que proviene de él, la paz que proviene de sus abrazos y su presencia. Y justo ahora, cuando estoy en el más alto punto de la montaña de mi temor, siento que todo se ha acabado.
He rogado y suplicado, y mis peticiones fueron desoídas. He llorado incansablemente, y mis lágrimas se han perdido. No he dormido casi, no he comido casi, me siento tan mal.
Ayer por la noche, luego de suplicarle salvar nuestro amor, me quedé sentada en el sillón mirando hacia la puerta de la recamara. Esperaba que se abriera, esperaba que él me salvara de este infierno. Estuve esperando muchos minutos, y él no apareció.
Hoy salió temprano y se despidió usando mi nombre, ya no usó palabras de cariño, palabras de amor como acostumbraba hacerlo.
Se fue sin considerar mi petición de salvar lo nuestro, estoy pensando que ya no le importa.
Rogué y supliqué, quizás no debí hacerlo. Pero todo se hace por amor, todo lo hago por este amor que siento. Amor que se convirtió en dolor de un día para el otro, no me di cuenta cuándo, no me di cuenta cómo. Siento que aún me ama, quizás estoy tan equivocada, quizás lo que quiere es deshacerse de mí, quizás... tantas cosas sí.
Padre, dame las fuerzas que me hacen falta para asumir esta verdad, asumir que él ya no me ama. Que todo lo bonito quedó en el pasado, que los planes el viento se los ha llevado y mi sol este día se ha apagado.
Padre, dame resignación para afrontar este hecho. Dame valentía para levantarme de este suelo. Envíame cariño para rellenar el agujero que ahora llevo por dentro. Y mucha vida para seguir viviendo, aunque ya no quiera hacerlo.

22/11/12 12:33 p.m.

0 comentarios: