sábado, 13 de abril de 2013

,

A un gran amigo

Fuente: Facebook.


014. A un gran amigo. Colección Simplemente Waldylei. Waldylei Yépez.docx

Por y para Alberto Vilca Charaja

Quisiera dedicar algunas palabras a una persona que, sin esperar nada a cambio, me ha dedicado su tiempo y su apoyo. Sí, quiero dedicarle algunas palabras a un gran amigo; no un amigo cualquiera, hablo de verdad de un gran amigo.
Disculpen si la emotividad me gana, si lo cursi se apodera de lo que intento decir, si mi sentimentalismo se desborda en una carta. Disculpen, sé que hay gente que no le gusta eso, pero no es mi intención. Yo tan sólo he querido escribirle a un gran amigo, escribirle desde el corazón, porque sólo con el corazón se logra ver bien, porque sólo con el corazón se logra escribir bien.

Amigo mío,

He querido escribirte porque necesito que sepas cuán grande es mi agradecimiento hacia ti. Escribirte que, en mis momentos más tristes y dolorosos, tú fuiste quien me tendió la mano y me acompañó en esa oscuridad que me atrapaba. Pintaste flores sobre las nubes negras que tenía en mi cielo, y dejaron de ser nubes cargadas de tormenta para convertirse en nubes de colores. Construiste el arco iris que me habló de un mañana mejor, y me hiciste reflexionar hasta llegar a una mejor comprensión.
¿Cómo puedo agradecerte todo eso? ¿Cómo te agradezco el tiempo invaluable que me concediste? ¿Cómo te agradezco haberme enseñado a ver mis problemas desde otras perspectivas? ¿Cómo te agradezco ser el único que no juzgó mis errores, sino que me hizo ver la parte positiva de todo eso?
Quizás me digas que no tengo nada que agradecer, quizás me digas que no era necesario un mensaje como éste, pues no has ofrecido tu amistad esperando algo a cambio. Sin embargo, déjame expresar mi agradecimiento aunque sea de este modo.
Gracias por ser ese “hermano del alma” que me acompaña en todo momento, por ofrecerme tu amistad, respeto y cariño. Gracias por estar presente en los buenos y malos momentos, por no dejar de interesarte en lo que suceda conmigo. Por recibirme con alegría e incentivarme a seguir adelante por mis sueños.

Amigo mío, ¿cómo te agradezco tanto?
¿Acaso existe forma de agradecerte?
No lo sé, pero permíteme decir:
A un gran amigo dedico mis palabras,
a ese gran amigo que creyó en mí,
incluso cuando yo no lo hacía.
A ese gran amigo
que le puso color a mi mundo,
cuando creí
que sólo era gris.
A ese gran amigo que me impulsó a luchar,
a creer que puedo cambiar mi realidad.
A ése, que con palabras cariñosas,
me hizo comprender mejor la vida.
Gracias por eso,
gracias por todo,
gracias por tanto.
A un gran amigo hoy le escribo,
para decirle que lo quiero,
que tiene mi admiración, cariño y respeto.
Gracias...
Gracias por ser,
un gran amigo para mí,
verdaderamente, un gran amigo para mí.

13/04/13 09:12 p.m. - 09:51 p.m.

0 comentarios: