miércoles, 24 de julio de 2013

,

Por el hombre que amaba

002. Por el hombre que amaba. Colección Lo dicho y lo nunca dicho. Waldylei Yépez.docx

Meses aguantando el frío del invierno,
un invierno que nunca antes viví,
simplemente porque así era su ciudad
y yo estaba feliz de tenerlo junto a mí.
Por ese hombre fui capaz de mucho
desde cambiar de lugar, cultura y sociedad
hasta convertir su verdad, en mi verdad.
Fui capaz de hacer muchos cambios
y los demás pensaron que yo era una tonta,
mientras sus bocas me llamaban “valiente”...
“¡Qué valiente es esa tonta!”.
Pero estaba junto a ti,
tú que eras todo para mí.
Por el hombre que amaba fui capaz de mucho,
desde abandonar mi vida
hasta callarme las cosas que no debía.
Pero en mi mente y corazón todo parecía maravilloso,
sólo me bastaba que él dijera que me amaba,
y creí en cada cosa que decía, cada cosa que planteaba.
¿Qué puede hacer a una mujer cambiar tanto?
¿Qué puede hacer que una mujer haga tanto?
Todo lo que necesité fue amarlo
y abandoné todo por seguirlo, por acompañarlo.
Hice muchos esfuerzos,
más de lo que los demás vieron;
por el hombre que amaba aprendí a omitir detalles,
a mentir diciendo que siempre estaba bien.
Y ahora sólo me pregunto:
¿qué significa estar enamorada?
¿qué significa estar ilusionada?
¿vale la pena sacrificarse
si a estas alturas ya lo olvidaste?
Fui una tonta muy valiente
o valientemente tonta,
pero te amaba y mi corazón era feliz,
sólo necesitaba oír que me amabas
y todo lo demás valía la pena para mí.
¿Qué significa sacrificarse por amor?
¿Vale la pena sacrificarse por amor?
¿Vale la pena sacrificar mi vida por tu amor?
¿Vale la pena tan alto costo sólo para escucharte decir: “mi amor”?
Por el hombre que amaba...
por amarte a ti
me olvidé de mí,
por amarte a ti
me llamaron “tonta”,
sí, por amarte a ti,
en una tonta me convertí,
por amarte a ti...

24/07/13 05:39 p.m. – 05:48 p.m.

0 comentarios: