martes, 3 de mayo de 2016

,

El último beso

Mi abue y yo
Fotografía: Waldylei Yépez

004. El último beso. Colección Definiciones. Waldylei Yépez.docx

Habías estado aferrada a una cama,
y nosotros a una esperanza.

Sabíamos que sufrías,
y que el tiempo de dejarnos llegaría.

Todavía recuerdo ese profundo "¡Dios mío!" que decías,
al aguantar ese infame dolor que sentías.

Era como si pidieras a gritos ser liberada
de todo ese mal que te tenía postrada.

Ninguno quería dejarte ir,
al contrario, queríamos que te quedaras aquí.

Todavía recuerdo ese último suspiro,
lo vi escapar y no pude retenerlo.

Vi claramente el instante en que te fuiste,
y te agradecí por todo lo que diste.

Te llamé: mi tesoro,
y mi tesoro siempre serás.

Con un último beso rocé tu mejilla,
y a partir de ese día mi vida cambiaría.

Hoy me quedo soñando contigo,
soñando con tu amor y con tu cariño.

Soñando con ser tan fuerte como tú lo fuiste,
soñando con todo lo que tú me diste.

A tres años de tu ausencia,
pero celebrando tu presencia.

Porque día a día estás presente,
porque cada día estás conmigo.

Porque todos los días cuidas de mí,
porque siempre ha sido así.

Con un último beso me despedí de ti,
pero nunca te fuiste... siempre has estado aquí.

03/05/16 02:17 p.m. - 02:21 p.m.

0 comentarios: