Mostrando entradas con la etiqueta Colección Resignificando. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Colección Resignificando. Mostrar todas las entradas

viernes, 16 de diciembre de 2022

, ,

Amaya


Mientras la esperaba me quedé pensando en que he construido una versión de mí que no me hace feliz, y también pensaba en el terror que me da las consecuencias de destruir esa versión.

Miré hacia un lado, y vi a lo lejos que mi amiga se acercaba. Al llegar se dio cuenta que las cosas no iban bien conmigo.

—¿Qué pasa?

Empecé a titubear. Mi mente me dice que hay cosas que se deben callar, pero ella insiste.

—¿Sabes? Estoy agradecida por tener personas como tú a mi lado. Siempre has sido una amiga maravillosa.

Me detuve un momento.

—Entiendo que tal vez no quieras seguir hablando conmigo después de lo que te voy a decir, pero necesito sanar esta angustia que siento.

En ese momento me empecé a cuestionar: ¿No estaré ya muy vieja para estas crisis de identidad?

Los segundos parecían eternos.

—Sólo dilo...

Levanté la mirada y lo solté.

—Estoy enamorada de ti...

Sentí como si algo se hubiese roto. Luego proseguí.

—Has sido una gran amiga, gracias por eso.

No fui capaz de mirarla a la cara.

—¿Puedo preguntarte algo? —, me dijo.

Asentí.

—Si soy tan maravillosa, ¿por qué me estás dejando ir tan fácilmente?

La miré confundida. Ella me miró, y luego me sonrió.



Waldylei Yépez



Datos del archivo:

004.Amaya.Colección Resignificando.Waldylei Yépez.docx
15/11/22 21:16 - 22:44
13/12/22 17:48 - 17:59 - 18:04



Fuente Imagen: Google.

Continuar leyendo Amaya

lunes, 12 de diciembre de 2022

, ,

Resignificando


No somos estáticos y nada en el mundo lo es. No sólo vivimos dentro de una dinámica externa sino también interna. Y es en esa dinámica interna en la cual somos capaces de vernos a nosotros mismos. Ver las distintas versiones nuestras que hemos construido a través del tiempo y de las circunstancias.

Porque inevitablemente llegará el momento en que volveremos a encontrarnos con esos antiguos yo, y les miraremos con otros ojos porque ya no seremos los mismos. Lo positivo de ello es que podremos hablarles de comprensión, podremos hablarles desde una nueva mirada que incluya no sólo la vivencia que estamos recordando, sino también la reflexión de mi yo actual que intenta comprender y sacar lo mejor de ese aprendizaje, porque toda vivencia siempre será un aprendizaje.

Recordar con miras a reconstruir para sacar lo mejor de lo que hemos vivido es muy sano, porque esto nos va a permitir resignificar ese pasado. Pero, ¿qué es resignificar? Es el proceso interno que permite darle un nuevo significado a las vivencias, siempre con la intención de tratar de sacar lo mejor de ellas.

Resignificar permite recordar con mayor consciencia, con mayor comprensión, permite reconstruir y seguir adelante con una nueva forma de mirar las cosas.

Son muchas las vivencias que tenemos en nuestro pasado. Nuestra memoria está llena de errores y aciertos, tanto nuestros como los de terceros. Volver a mirar el episodio donde me equivoqué, pero con el entendimiento que tengo hoy, me permite aprender para no volver a tropezar.

Hemos sufrido mucho en el pasado. Hay cosas que no se nos olvidan, sobre todo aquellas que están grabadas a fuego y que revivimos con mucho dolor cuando las recordamos. Es cierto que tocar esa herida hace mucho daño, y hacer como que “no está allí” tampoco ayuda. Sin embargo, dar un paso más hacia el perdón, la superación, avanzar en el camino al final será mucho mejor que quedarse pegado y revivir una y otra vez ese pasado tormentoso. Fácil no es, fácil jamás será, pero la paz que podríamos alcanzar vale la pena.

Escribir o reescribir un nuevo episodio en el presente es posible, y esto se dará a raíz de comprender el pasado con miras a un mejor futuro. Tenemos mucho que hacer por delante, tenemos mucho que podemos y que vamos a mejorar.

Resignificar es posible. Volver a comenzar es posible. Levantarse de entre las cenizas es posible. Comencemos a trabajar hoy mismo para construir nuestra paz, porque merecemos estar bien. Tú mereces estar bien.



Waldylei Yépez



Datos del archivo:

003.Resignificando.Colección Resignificando.Waldylei Yépez.docx
12/12/22 12:41 - 12:53 - 12:57 - 16:50 - 16:55



Fuente Imagen: Google.

Continuar leyendo Resignificando

jueves, 8 de diciembre de 2022

, ,

Un amor como el suyo


Un amor como el suyo,
un amor tierno y puro.

Un amor que soñara,
un amor que volara.

Así yo quería un amor,
así sin temor al dolor.

Así yo quería un amor,
una historia bonita entre dos.

Y encontré un amor como el suyo,
y me recibió con arrullos.

Y encontré un amor como el suyo,
y estremeció mi piel a susurros.

Mis dedos recorrieron los suyos,
y su mirada me descubrió toda entera.

Mis dedos recorrieron sus manos,
y sus manos recorrieron mis labios.

Y ese hombre desnudó mi alma,
con su amor, sus besos, su calma.

Y ese hombre desnudó mi piel,
y me entregué como nunca a él.

Un amor como el suyo quería,
un amor como el suyo ya tengo.

Un amor como el suyo perfecto,
un amor hasta el fin de los tiempos.



Waldylei Yépez



Datos del archivo:

002.Un amor como el suyo.Colección Resignificando.Waldylei Yépez.docx
04/12/22 17:45
06/12/22 18:56
08/12/22 14:48



Fuente Imagen: Google.

Continuar leyendo Un amor como el suyo

martes, 29 de noviembre de 2022

, ,

Mi yo real


Mirándome a mí misma he de confesar que me convertí en lo que no quería aunque sí lo quisiera. Me diría que aquello que una vez quise, ya no lo quiero. Pero, ¿cómo puedes echar atrás lo que conseguiste o lo que lograste? Aquellos viejos sueños que logré y que significaban algo en el pasado, ya no significan nada en el presente… o, peor aún, duelen en el presente.

Es cierto, construí en el pasado algo que me hace daño hoy, y ahora ¿cómo lo deshago? ¿Cómo lo soluciono? ¿Cómo me desdigo?

Todo ha cambiado tanto. Yo he cambiado tanto. Añoro la oportunidad de ser yo, pero no el yo que construí sino mi yo real. El yo que no quiere seguir siendo lo que he sido. El yo que no quiere seguir convenciéndote de que soy como crees que soy.

Esta construcción de mí misma ya pesa mucho. Esta construcción de la persona que creí les agradaría ver y conocer. Pensé que era "correcto" actuar de tal o cual forma. Que era "adecuado", pero no soy eso. No soy de la forma en que crees que soy, ni siquiera me agrada el trabajo que hago o las relaciones que llevo.

Me ha salido muy caro el yo irreal que construí. He logrado metas que realmente no quería, he gastado tanta energía logrando sueños que no me hacen feliz, aguantando maltratos que me hacen sufrir, callando para no herir, no actuando por temor a las consecuencias.

Me miro a mí misma y reconozco mi yo real, ése que no calza en mi entorno inmediato. Ése que calla para no tocar la imagen irreal que proyecto. El yo real que odia el trabajo que tengo y el aguante en el tiempo. El yo que grita y que no deja de llorar. El yo que calla, pero que algún día… es seguro que va estallar.



Waldylei Yépez



Datos del archivo:

001.Mi yo real.Colección Resignificando.Waldylei Yépez.docx
12/06/22 21:07
28/11/22 18:39 - 18:52



Fuente Imagen: Google.

Continuar leyendo Mi yo real