viernes, 25 de mayo de 2018

,

Enamorada de ti


Enamorada de tus sueños,
de tus anhelos.

De esa sonrisa cálida que me das,
enamorada hasta de tu forma de andar.

Enamorada de tus palabras y tu mirada,
enamorada de la ropa que luces y los zapatos que calzas.

Enamorada del copo de nieve que tomas entre tus manos;
de cuando el sol topa tu rostro en pleno verano.

De la flor que tocas en primavera,
y de la hoja que en otoño cae a tu diestra.

Enamorada de tus tiempos en silencio,
y de tus gritos de rabia.

De tus grandes invenciones,
y del café que te acompaña.

Enamorada de tus locuras
y tus momentos racionales.

Enamorada de tu timidez
y tus arranques pasionales.

Enamorada de lo que eres
y de lo que yo veo en ti.

Enamorada desde que te veo llegar
y del momento al partir.

Enamorada de los sueños que tengo
cuando estoy contigo.

Enamorada de tu sencillez
y de tus caprichos.

Enamorada al verte dormir a mi lado,
enamorada cada vez que te digo: “te amo”.

Enamorada, enamorada de ti,
de lo que eres y de lo que yo veo en ti.

Waldylei Yépez


Datos del archivo:
003. Enamorada de ti. Colección Amaranta. Waldylei Yépez.docx
19/05/18 09:09 p.m. – 09-14 p.m.
22/05/18 07:08 p.m.

Fuente Imagen: Google.
Continuar leyendo Enamorada de ti

martes, 22 de mayo de 2018

,

Oración de protección para la casa


Padre, tú que todo lo puedes,
que todo lo sabes y todo lo ves,
en este día solicito tu protección
para mi familia y para mi hogar.

Envía a tus ángeles a cuidarnos;
aleja toda persona o intención negativa.
Protege a quienes habitamos este lugar,
y los recursos que aquí están.

Amado Arcángel Miguel,
Príncipe de las Huestes Angélicas,
pon en cada puerta y ventana a tus ángeles
para que nos custodien y nos protejan.

Con la bendición de Dios
y sus Instrumentos de Amor,
sé que de esquina a esquina
nuestra casa está protegida.

Gracias Padre por tu protección,
y también por tu bendición.
Gracias Ángeles y Arcángeles,
gracias Seres de Amor.

Waldylei Yépez


Datos del archivo:
002. Oración de protección para la casa. Colección Amaranta. Waldylei Yépez.docx
18/05/18 09: 09 p.m.
22/05/18 02:47 p.m.

Fuente Imagen: Google.
Continuar leyendo Oración de protección para la casa

jueves, 10 de mayo de 2018

,

Amaranta


Miraba al Amaranta a lo lejos,
y deseaba tanto ser como ella;
ser fuerte, valiente y guerrera,
ojalá su suerte, mi suerte fuera.

Pero me vi sola,
me vi triste,
me vi abandonada,
y a mi suerte echada.

¡Deseaba tanto ser la Amaranta!
Ser la que no se marchita
a pesar de sus desdichas
y sus heridas.

Lloré, lloré amargamente
mi abandono.
Lloré, lloré amargamente
pidiendo socorro.

Sí, lloré, lloré como nunca,
y me costaba respirar
en medio de tanto dolor
en mi andar.

Pero volví mis ojos a ella
y vi el reflejo de lo que yo era,
vi que era capaz de ser muy guerrera,
y que mi mala suerte: es pasajera.

Me vi en la Amaranta,
y descubrí que ya soy como ella,
que ya soy muy guerrera,
aunque a veces llore… yo soy como ella.

Soy Amaranta,
la flor inmortal,
la que quizás viste caer,
pero que ya no va volver a perder.

Ella, la flor que no se marchita,
la flor inmortal,
la flor que no muere
ni sucumbe al andar.

Waldylei Yépez

Datos del archivo:
001. Amaranta. Colección Amaranta. Waldylei Yépez.docx
07/05/18 07:43 p.m. – 10:55 p.m. – 11:03 p.m.
10/05/18 12:42 a.m. – 02:40 p.m.

Fuente de imagen: Google.
Continuar leyendo Amaranta

miércoles, 9 de mayo de 2018

¡El día para decir que te quiero es hoy!


¿Cuántas veces el día de hoy le has dicho a tus seres queridos que los quieres? ¿Por qué perder la oportunidad que nos da la vida para decirles ya mismo que los queremos? Vamos aprender de este lindo muñequito y digamos más frecuentemente lo que sentimos. ¡El día para decir que te quiero es hoy! ¡Te Quiero!

Waldylei
Continuar leyendo ¡El día para decir que te quiero es hoy!

martes, 8 de mayo de 2018

jueves, 31 de agosto de 2017

Nuevo diseño en el sitio con una mejor versión para móviles



En los últimos días hemos estado trabajando en un mejor diseño para nuestros sitios, junto con una versión móvil que les permita visitarnos desde cualquier dispositivo, y después de un arduo trabajo… ¡lo hemos conseguido! Así que tanto DarkisX.Com como Waldylei.Com ya tienen su nuevo diseño responsivo. Esperamos que les guste tanto como a nosotros. Pero, ¿por qué tuvimos que hacer este cambio? La razón es muy sencilla: para poder dar respuesta a sus peticiones. Si bien la mayoría de nuestros usuarios y lectores acceden a los sitios a través del computador, también es cierto que la cantidad de usuarios móviles ha tenido un gran incremento. Específicamente, la mayoría de nuestros usuarios utilizan las plataformas Windows y Android para visitarnos, y si bien los sitios respondían a la petición de versiones móviles también es cierto que no eran muy bonitas, por tanto, nuestros usuarios Windows podían tener una mejor experiencia de navegación, pero nuestros usuarios Android no estaban tan contentos... Eso cambia al día de hoy, pues ahora todos nuestros usuarios podrán disfrutar de los sitios web tal como corresponde, y de manera cómoda y segura.

Para nosotros lo más importante son ustedes, y seguiremos trabajando para mejorar la experiencia en la visita de nuestros sitios web. Recuerden, si encuentran algún error, por favor, avísennos para que podamos arreglarlo en el menor tiempo posible.

Gracias por visitarnos, apoyarnos y por brindarnos su valiosa amistad. Poco a poco iremos agregando más contenidos, así que estén muy atentos al sitio web y a nuestras redes sociales.

¡Un gran abrazo!

Waldylei
Continuar leyendo Nuevo diseño en el sitio con una mejor versión para móviles

lunes, 14 de agosto de 2017

jueves, 15 de diciembre de 2016

,

Declaración de amor

Fuente Imagen: Google.

015. Declaración de amor. Colección Definiciones. Waldylei Yépez.docx

Amor mío,

Sé que quizás no seré capaz de escribir algo realmente hermoso para ti. Escribo y escribo, pero no siento que logre expresar lo que quiero. Mejor dicho, no sé si logre encontrar las palabras que me ayuden a plasmar lo que intento.
¿Sabes? Yo no sé definir lo que es el amor, y tampoco sé si la mayoría en el mundo tenga claro este concepto. Pero sí tengo algo claro, y es justamente el hecho de que siento algo muy lindo aquí en el pecho. No, no es la primera vez que siento esto en el corazón, pero sí es la primera que lo siento con tal intensidad y profundidad.
He aprendido mucho a tu lado. Por ejemplo, he aprendido a percibir y valorar la belleza presente en la naturaleza. Ahora cada vez que veo una flor me acuerdo de ti y sonrío. Me has cambiado la vida, amor mío.
¡Me has cambiado la vida! Me has hecho volver a creer en la magia de los sueños. Me has hecho creer en mí, en mi capacidad y hoy me siento más segura de las cosas que puedo lograr. Contigo me he sentido una mujer triunfadora, capaz de alcanzar el éxito en todo lo que se proponga. Tú me has recordado que hago muchas cosas y que éstas son realmente importantes, eso me ha hecho sentir valorada y reconocida.
Te estoy realmente muy agradecida. Agradecida por tu apoyo, por tu compañía y por cada palabra tuya que me ha hecho ver al mundo de otra manera. Hoy me siento distinta, y tengo claro que esto ha sido un trabajo personal, pero tú también has tenido protagonismo e influencia en todo esto.
Hoy quiero declarar a través de estas palabras lo mucho que siento, lo mucho que me has enseñado y lo mucho que quiero estar a tu lado. Porque estar a tu lado es maravilloso, porque conversar contigo por horas no sólo me hace feliz sino que también es enriquecedor. He aprendido desde cómo cuidar a una planta y su flor hasta sobre historia, geografía y religión.
A diario me acuesto y me levanto pensando en ti. Soñando despierta con nuestro futuro, con nuestros planes, con todos los paseos que tenemos pendientes. Me río y me sonrío recordando nuestras conversaciones, sobre todo aquellas donde nos hemos carcajeado al contar un chiste o rememorar un hecho gracioso del pasado. ¡Tú me das alegría! ¡Me haces reír! ¡Me haces soñar!
A diario te pienso. Te pienso en todo momento, y mientras hago cualquier cosa. Eres parte de mi día a día. Y me encanta sentir que soy parte de tu día a día. Me encanta que cada uno se sienta acompañado por el otro, que nos sintamos amados, respetados y valorados. ¡Qué maravilloso es haberte conocido! ¡Qué maravilloso es tenerte conmigo!
Quizás no tengo el talento de un artista, quizás existen palabras más bonitas o quizás son muy pocas estas líneas. Pero aquí está todo mi corazón, mi corazón que quiere expresar esta declaración. Una declaración de amor para que sepas lo mucho que me importas, lo mucho que quiero permanecer a tu lado, lo mucho que quiero construir mi futuro contigo.
Estoy entusiasmada, estoy enamorada y tan ilusionada con este amor maravilloso. Mi querido amor, ¡te adoro! ¡TE ADORO! Que lo sepa la gente, que lo sepa el mundo, que lo sepan todos. Que sepan que yo te amo y te adoro, que sepan que eres mío, que eres mi tesoro.

Cuando no tenía alegría,
tú llegaste y me curaste.

Cuando todo era tristeza,
me enseñaste fortaleza.

Fuimos aprendiendo
y también te fui queriendo.

Hoy digo: ¡Te amo!
¡Gracias por estar a mi lado!

15/12/1601:05 p.m. - 01:11 p.m. - 01:20 p.m.
Continuar leyendo Declaración de amor

miércoles, 14 de diciembre de 2016

,

Hagamos el amor

Fuente Imagen: Google.

014. Hagamos el amor. Colección Definiciones. Waldylei Yépez.docx

Hagamos el amor…
quiero decírtelo al oído.
Hagamos el amor…
seamos uno, corazón.

Te sigo con mis ojos,
y me pierdo en los tuyos.
Me hablas de otras cosas,
mientras tomas una copa.

¿Sabrás lo que yo pienso?
¿Sabrás lo que yo quiero?
¿Sabrás que cada noche
al pensarte me desvelo?

Te levantas y caminas,
veo la forma de tu cuerpo.
Me encanta tu mirada,
tus brazos y tu pecho.

Hagamos el amor…
seamos uno, corazón.
Hagamos el amor…
seamos uno siendo dos.

Me miras fijamente,
creo te has dado cuenta.
Te sonríes levemente,
caminas a la puerta.

Aseguras el cerrojo,
caminas, te me acercas.
Me abrazas desde atrás,
me levantas de la mesa.

Late fuerte el corazón,
y completa me estremezco.
Me susurras al oído,
y lo repites: “yo te quiero”.

Hagamos el amor…
seamos uno siendo dos.
Hagamos el amor…
seamos uno, corazón.

Desabrocho tu camisa,
el botón del pantalón.
Y recorro con mis manos
de la espalda al interior.

Me besas en el pecho,
y me besas en el cuello.
Y te beso en todos lados,
te acaricio con mis manos.

Mi amor es todo tuyo,
tu amor es sólo mío.
Eres todo, mi mañana,
mi tiempo y mi camino.

Hagamos el amor…
seamos uno, corazón.
Hagamos el amor…
seamos uno siendo dos…


13/12/16 04:17 p.m. - 04:28 p.m. - 05:25 p.m.
14/12/16 05:23 p.m. - 06:06 p.m.
Continuar leyendo Hagamos el amor

martes, 13 de diciembre de 2016

,

Las palabras que nunca llegaron: “Lo siento”

Fuente Imagen: Google.

013. Las palabras que nunca llegaron: “Lo siento”. Colección Definiciones. Waldylei Yépez.docx

Muchos dicen que nosotros mismos somos responsables de habernos quedado pegados a situaciones del pasado porque no fuimos capaces de aceptar lo que sucedía. No fuimos capaces de aceptar que todo había cambiado y que las otras personas habían cambiado también. Nos hemos quedado esperando quién sabe por cuánto tiempo, y quién sabe por cuáles cosas. Quizás esperando por ese amor que se acabó; por el hijo que se mudó y que ya no nos escribe o nos visita; por las reuniones familiares que antes se hacían y que ya no; por los amigos con los cuales discutimos y hoy ya no sabemos nada de ellos. Lo peor de todo es que nos sentimos traicionados, porque cada uno de esos actos nos ha causado algún daño en mayor o menor proporción. Pero, ¿qué estábamos esperando? ¿Acaso que volvieran para disculparse? ¿Que pidieran perdón? ¿Que nos volvieran a amar o querer? ¿Que nos dijeran que habían recapacitado? ¿Que nos dijeran que estábamos en lo correcto y ellos no? ¿Qué esperábamos? Y sobre todo: ¿Qué ganamos al esperar? Porque si nos sinceráramos tendríamos que preguntarnos: ¿realmente sucedió lo que esperábamos o llevamos 20 años y aún continúa nuestra espera? ¿Aún sufrimos por situaciones y personas que puede que ni se acuerden de nosotros? ¿Cuánto tiempo más prolongaremos el sufrimiento? ¿Cuándo aceptaremos que las cosas han cambiado y que nada vuelve a ser como antes?
Es duro, es muy duro ver claramente la realidad porque aceptar que hoy ya no nos aman aquellos a quienes amamos, es algo que sólo lo pueden hacer las personas fuertes. Porque darnos cuenta que podemos seguir adelante sin necesidad de que estén los que ya no están, eso implica coraje y decisión. Implica mucha valentía aceptar las cosas que ya no se pueden cambiar, y también se necesita mucho amor propio para soltar los lastres de sufrimiento que hemos tenido a cuestas.
Nadie tiene por qué suplicar amor, suplicar por un poco de tiempo y cariño. Nadie tiene por qué esclavizarse a esperar las palabras que de ciertas personas jamás llegarán, como por ejemplo: “te amo”, “te quiero”, “te extraño”, “lo siento”… Y pensando en todo ello, hoy he tomado una decisión y he decidido decir: ya basta. Hoy se acaba mi espera. Me he dado cuenta que nadie merece mi sufrimiento, y tampoco merece llevar sobre sus hombros la responsabilidad de hacerme feliz haciendo lo que espero que hagan por mí. Hoy he decidido liberarlos y liberarme. Ya basta, realmente ya basta…

Mi siempre recordado y recordada:

Por mucho tiempo he estado esperando que me digas: “lo siento”, porque con tus actos y palabras me causaste mucho daño. Sufrí mucho por lo que hiciste o por lo que interpreté de lo que hiciste.

“Lo siento” esas fueron las palabras que nunca llegaron, fueron las palabras que nunca dijiste porque probablemente nunca lo sentiste.

¿O es que acaso tú pensabas lo mismo que yo? ¿Es que acaso has estado esperando que yo me disculpara en todo este tiempo? Quizás ambos sólo queríamos que el otro reconociera el daño que había causado. La verdad no lo sé.

Lo que es cierto es que te esperé. Esperé tu carta, esperé tu llamada o una visita tuya que resarciera el daño provocado. Pero ya no puedo esperarte. Y no es que ya no me importe, mentiría si dijera eso. Lo que sucede es ya no puedo seguir así. Por ello, yo te libero y me libero a mí.

Guardaré en mi memoria tus bonitos recuerdos. Y de corazón te deseo todo lo mejor. Te agradezco, te agradezco profundamente  por la enseñanza que tu presencia me dio.

Las palabras que nunca llegaron,
son las palabras que ya yo no espero.
Te deseo lo mejor,
te deseo lo más bello.
Y si un día me recuerdas,
recuerda sin lamentos.
Recordando lo mejor:
que es la enseñanza de los dos.

12/12/16 12:32 a.m.  - 10:02 p.m.
13/12/16 01:55 p.m. - 02:09 p.m. - 02:19 p.m.
Continuar leyendo Las palabras que nunca llegaron: “Lo siento”