miércoles, 26 de enero de 2011

Las mil y una cosas

DarkisX a las 3:15 p. m. 0 comentarios
Fuente Imagen: Google Images.

A veces me gustaría escribir sin parar,
así podría decir las cosas que no he dicho.

A veces pienso que es mejor no escribir sin parar,
y así no tener que arrepentirme de lo dicho.

A veces, y sólo a veces, quisiera no despertar
para no tener que ver la realidad de la que soy presa.

A veces, muchas veces, quisiera ver mis ideales realizados
y así entender que no son sólo fantasías.

Y otras veces, agradezco que no se realicen,
pues no todo lo que creo tiene que ser necesariamente así.

Decidí pensar en mil cosas distintas,
decidí plantearme una nueva actitud de vida
y aún así hoy, no es mucho lo que he cambiado.

Comencé a contarme mis experiencias
y sumé las veces en que he fracasado,
pero creo que una vida sin fracasar es más dichosa,
aunque más me haya enseñado el fracaso.

Mi nombre escuché cuando alguien lo alzó,
y también escuché que otro lo pisoteó.

Mi confianza ha sido desecha
y de lealtad, no quedó más que miseria.

Me equivoqué enormemente,
prejuzgué decenas de veces.

He caído en más precipicios que las felicidades que he vivido,
o quizás ni siquiera eso es así…

La realidad va más allá de lo aparente,
aunque lo aparente sólo sean tristezas
o más alegrías que penas.

Surjo de las más profundas oscuridades de la mente,
surjo de donde el miedo está presente.

Mil cosas, mil cosas embargan mi cabeza,
los monstruos se acrecientan.

Recibí y di falsas reverencias,
la hipocresía llegó y tocó alegre mi puerta.

Me pongo a pensar en una cosa más,
como si no fuera suficiente ya,
me puse a pensar en ti
y mis ganas de que me saques de aquí…

Las mil y una cosas que pienso
son las mil y una cosas que siento.

Las mil y una cosas que tengo…

Waldylei Yépez

jueves, 6 de enero de 2011

Cohetes en el cielo

DarkisX a las 1:43 p. m. 0 comentarios
Fuente Imagen: Google Images.

Las mentiras se escuchan maravillosas,
si salen de la boca de los líderes.
Nadie se da cuenta de la inconsistencia que tienen sus palabras,
nadie se cuestiona,
porque son los que llegaron al poder: por ser “nuestros salvadores”.

Los cohetes en el cielo representan lo que viene.
Me volteo a ver el río de excusas
que contribuyó a hacer crecer el árbol de mentiras que nos rodea.
Mentiras que se presentan como verdades
y que es inaceptable cuestionar.

Que lo diga Taseer,
que por intentar defender a Asia Bibi,
le cayó el castigo de blasfemo:
treinta tiros en el cuerpo.

¿Qué hace pensar que treinta tiros le garantizan el cielo a su asesino?
¿Qué le hace creer que su profeta aplaude “su entereza”?
¿Qué les hace pensar que su dios espera que ellos “hagan algo”?
¿Qué les hace pensar que se aplaude si se convierten en sicarios?

Los cohetes en el cielo marchan hacia el objetivo…
Hemos construido instituciones políticas y religiosas
sobre charcos de sangre y rosas.
Política y religión: la misma basura, señor.

El “elegido” siempre tiene la razón.
Si se dice algo en contra, blasfemos son.
Al presidente y al profeta, se defiende con destreza,
aunque sus cuentos lleven “el absurdo” por nombre,
y sus seguidores, para pensar, tengan pereza:
¡Lo que diga el “elegido” se respeta!

Los que matan en nombre de cualquier cosa:
terroristas son.
Los que matan en nombre del antiterrorismo:
salvadores son.

¿Qué les hace creer que una muerte es diferente de otra?
Quitar la vida por cualquier razón, es sólo eso: quitar la vida.
Pero, la política y religión, nos llevó a pensar que hay diferencias.

Si nos matan por nuestra religión: es barbarie. Si matamos por nuestra religión: es justicia.
Si matan a nuestro pueblo: es terrorismo.
Si matamos a otros pueblos: es lo que se debía hacer.


¿Dónde quedó el “No matarás” de los cristianos,
cuando en la biblia se asesina a mujeres no-vírgenes?
¿Dónde les quedó la excusa actual de que dios no tiene sexo,
pero en la biblia la mujer es menos que el hombre:
porque apenas es la imagen del hombre y el hombre sí es la imagen de dios?
¿Dónde queda que, en Pakistán, se deba ver el asesinato de Taseer como “lección”
para el resto de políticos, intelectuales y medios de comunicación?
“La libertad de pensamiento no es la alternativa a la fe”, dice el Arzobispo de Bolonia,
¿Entonces cuál sería? ¿O es que la alternativa no existe?
Verdades absolutas, ¿O absolutas mentiras?
El poder es lo más valioso que jamás se debe perder.

Los cohetes en el cielo se acercan.
¡Hablemos mal del adversario!
¡Digamos que “los nuestros” los triturarán con la verdad!
¡Que nuestras políticas, al pueblo, beneficiarán!
¡Que lo que nosotros creemos es lo real!
¡Que si no nos siguen: al infierno marcharán!
Todo en nombre del “Pueblo”, “Jesús” o “Alá”.

¿Mahoma se sentirá contento de que Taseer ha muerto?
“Que no le guarden luto,
y el que lo haga tendrá la misma suerte”, dice el extremista musulmán.
Todo por oponerse a una ley absurda.
Todo por salvar una vida de la tumba,
él se ganó la suya.

Los cohetes en el cielo han llegado…
Hemos construido instituciones políticas y religiosas
sobre charcos de sangre y rosas.
Política y religión: ¡La misma basura, señor!

Waldylei Yépez

English version: Rockets in the sky.

Fuente Imagen: Google Images.
 
Safe Creative #0901212439155 Safe Creative #0812240119325

Waldylei Yépez by DarkisX.Com.
Copyright © 2001-2017.
Template by Ipietoon