sábado, 28 de mayo de 2011

¿Cómo?

DarkisX a las 3:50 p. m. 0 comentarios
Fuente Imagen: Google Images.

Ven a ver cómo pasa el tiempo
mientras te quedas solo,
por ignorar todo lo que quise darte
pero qué más da, ya eso no es importante.

Has liberado toda la rabia y el miedo
que jamás vi en mí antes.
Mis palabras se vuelven cañones
que destruyen tu imagen.

¿Intentas disculparte?
No me interesa disculparte,
y mucho menos perdonarte..

¿Cómo? ¿Cómo me convertí en lo que me convertiste?
Pregúntatelo a ti mismo.
Ahora ves millones de guerras en mi interior,
pero tú plantaste cada semilla que así germinó.

Ahora, te dices que te equivocaste,
pero ya no pasarás por encima de mí como antes,
puedes volver sobre tus pasos,
ya no hay lugar para ti en mi regazo.

¿Y me dices que ahora eres feliz?
Que estás de lo más feliz solo,
pero no es lo que cuenta tu mirada,
no, no es lo que cuenta tu mirada.

Tú siempre tuviste la razón,
y nunca jamás me dijiste que la tenía yo,
me ignoraste
y así me marchitaste.

¿Cómo? ¿Cómo me convertiste en tu peor enemigo?
Comenzaste caminando lejos de mí,
sembrando miedos que germinaron en guerras,
ahora aguántate la astilla de la madera.

¿Cómo? ¿Cómo me convertiste en lo que soy?
Cuando me dejaste sola,
aprendí a vivir sola,
aprendí todo lo que tú me enseñaste.

Y ahora me preguntas cómo,
¿Cómo puedo ser tan dura?
Tú me enseñaste, sí me enseñaste…

¿Cómo? ¿Cómo llegamos a odiarnos?
Pero sobre todo,
¿Cómo es que llegué a decirte: te amo?
Si en ti no hay nada que valga la pena amar,
y no sé si valga la pena odiar…

Entonces, ¿Cómo?
¿Cómo llegamos a odiarnos?
¿Cómo es que llegamos a amarnos?

Waldylei Yépez

Fuente Imagen: Google Images.

viernes, 20 de mayo de 2011

Carta a mis suegros

DarkisX a las 5:54 p. m. 1 comentarios
001. Carta a mis suegros. Colección Orígenes. Waldylei Yépez.doc
Queridos suegros,
Hoy se me ha ocurrido escribirles una carta. No sé exactamente lo que saldrá al final de este intento, pues éste no es otra cosa que un intento de expresar alguna idea. No tengo en mente algo concreto que decirles, pero créanme que me mueve un profundo cariño, y es precisamente ese cariño el que me impulsa a escribirles.
El conocerlos ha sido una muy grata sorpresa para mí en la vida. El tratar con ustedes, el cómo son por sí mismos, ha derrumbado viejos paradigmas dentro de los cuales me formé. No es nada usual encontrarse con personas como ustedes, así tan especiales.
Por años vi muchas situaciones, para nada agradables, donde el axioma o verdad absoluta era: nadie se lleva bien con los suegros. Déjenme confesarles que “esa verdad” me llenó de pánico, pero en momentos de lucidez me decía: “eso no puede aplicarse siempre, me niego a creerlo”. Y me negué a creerlo, muy a pesar de que mi mundo exterior me daba tanta evidencia de que sí, de que sí era cierto aquello: nadie se llevaba bien con los suegros.
Recuerdo que me repetí millones de veces, al escuchar o presenciar escenas donde el intercambio de palabras se podría catalogar como discusiones acaloradas, que yo no quería vivir “esa verdad” la cual lo externo pretendía que yo aceptara porque sí. Me revelaba con rebeldía ante “esa verdad” que se presentaba como algo innegable, que para mí resultaba más inaceptable que innegable. Repetí muchas veces las palabras: “eso está mal”, “esto no es posible” o “esto no debe ser así”.
Hoy en día, después de tener el privilegio de conocerlos (porque sí es un privilegio), pienso en que no fue errónea mi apreciación: aquella “verdad” no lo era tanto. Lo que se presentaba como eso que prevale, no era tan así. A veces resulta como que lo oscuro, lo malo o más perjudicial, se impone porque hace mucho más ruido, mientras que lo bueno permanece más en silencio. Cuando tuve la oportunidad de encontrarme con ustedes, y rompieron así el paradigma obsoleto que pretendía predominar, el bien comenzó a manifestarse dejando el silencio y aparecieron decenas de casos donde verdadero cariño se manifestaba entre suegros-nueras o suegros-yernos. Me quedé nuevamente sorprendida, muy gratamente, de ver que otras muchas personas compartían mi punto de vista, que esto no se trata de “una guerra”, un eterno conflicto de “quién puede más”, de cosas como “me caes mal, pero te aguanto porque no tengo otra opción”. La verdadera realidad no era nada de eso, y mi corazón lo sabía de cierta manera, pero no fue hasta que los conocí que pude afirmar que sí: es posible llevarse muy bien con los suegros. Tengo el privilegio y la bendición de poder estar cerca de ustedes, las personas más maravillosas del mundo.
Lo que le da poder a mis palabras ahora es la verdad que yace detrás de ellas, porque estas líneas no son simples palabras, no son líneas para “quedar bien” con alguien y mucho menos con ustedes. A mí esas cosas no me interesan. No estoy expresando elogios “para ganar algo”, eso es lo que hace que esta carta sea diferente, de que esta carta sea real.
No pretendo hacer un análisis de comportamiento, de actitudes, y exponer acá por qué creo que las relaciones de suegros-yernos o suegros-nueras terminan mal. Lo más que podría afirmar es que: todo es cuestión de actitud. Allí es donde yace la causa de los problemas o la solución al mismo. Es lo que creo.
La buena convivencia lleva consigo muchos factores: respeto, comprensión, tolerancia, saber valorar. Yo no he llegado a sus mundos para “quitarles a un descendiente”, sino a ofrecerles uno más. No se trata de que los padres “pierdan a un hijo (hija)”, sino que precisamente ganan a un hijo (hija). De eso se trata. El amor no es cuestión de “perder” sino de “ganar”, pues si se pierde entonces hay un problema con ese “amor”.
Yo no he venido a separarlos de su hijo, he venido a ofrecerme como hija. No he venido para provocar la ausencia del hijo en las fiestas de cumpleaños, o las reuniones familiares, por el contrario, vengo a unirme a la celebración. No vengo a “medir fuerzas” para ver a quién le hace más caso: si a ustedes o a mí. No vengo a manipularlo ni a manipular una situación en particular. No vengo para aislarlo, por el contrario, la idea es estar lo más presente posible, porque así es: ser familia. Y si pensara más a futuro, con la hipótesis de crear una familia con su hijo, lo más maravilloso sería que pudieran jugar y consentir al nieto o la nieta, no que estén alejados pues así no deben ser las cosas.
No puedo adelantarme al futuro, pero lo he hecho en las últimas líneas porque quería expresar a cabalidad mis intenciones. Me parece entonces que he sido clara al exponerlas.
No soy perfecta, ya tendrán tiempo de verlo. Y a veces tengo un carácter muy fuerte, si se da la ocasión también lo verán (y estoy segura de que eso pasará). Pero a pesar de todos los defectos que pueda tener, lo que he escrito hasta ahora en esta carta no deja de ser real.
Quiero que mantengan consigo estas palabras, porque acá va mi promesa de intentar ser lo mejor posible, y les ruego que si un día actúo contrario a lo que hoy he expresado con emoción, me hagan llegar justo estas letras y yo sabré reconocerme en ellas.
Dije que pensaba que todo era cuestión de actitud, cuando hablaba del problema de las malas relaciones, entonces si quiero que nuestra relación funcione debo ser la primera en comprometerme con ese objetivo y aquí estoy expresando claramente mi promesa y mi compromiso.
Al principio mencioné que no sabía en qué acabaría esta carta, he dejado que mis palabras expresen lo que ha sido necesario y estoy contenta por eso, estoy contenta por el resultado.
Finalizo estas líneas agradeciendo tantas cosas, pero sobre todo agradeciendo el cariño que he recibido de parte de ustedes. Mi corazón está con ustedes.
Con sinceridad, muchas gracias.

20/05/2011 10:00 p.m.

sábado, 14 de mayo de 2011

Rockets in the sky

DarkisX a las 5:55 p. m. 0 comentarios
[Minicolección (Minicollection)]

Rockets in the sky

Source: Google Images.

The lies sounds wonderful
if they come from leaders’ mouth
Nobody notice the inconsistency that their words have
nobody questions himself
because they arrived to the power: because they are “our saviors”.

Rockets in the sky represents what is coming
I turn to see the excuses river
which contributed to make grow the lie tree that sorround us.
Lies presented like truths
and is unacceptable to put them in doubt.

Let Taseer say it,
To defend Asia Bibi,
fell to him the blasphemous punishment:
Thirty bullets in his body.

What makes them think that thirty shots will guarantee heaven for his murder?
What makes him believe that his prophet applauds “his courage”?
What makes them think that their god expect that they “do something”?
What makes them think that will be applauded for become hitman?

Rockets in the sky flies to their destiny…
We have built political and religious institutions
through blood and roses puddles.
Politics and religion: The same crap, sir.

The “chosen” will be always right.
If you say something against, you are blasphemous.
The president and the prophet are skilfully defended
although their stories carry the “absurd” by name,
and their followers, to think, are lazy:
What the “chosen” say will be respected!

Who kills in the name of anything:
terrorists are.
Who kills in the name of fighting terrorism:
rescuers are.

What makes them believe that a death is different from another?
Taking life for any reason, is just that: taking life.
But, politics and religion, leaded us to think that there are differences.
If we are killed by our religion: it is barbarism.
If we kill by our religion: it is justice.
If our people is killed: it is terrorism.
If we kill another people: it is what it owed to do.

What happened to “Thou shalt not kill” of Christians
when in the bible non-virgin women are murdered?
what happened with the present excuse that god has no sex
but in the bible the woman are less than the man?
because they are hardly the image of man and the man himself is the image of god?
Where is that, in Pakistan, it should see the murder of Taseer as a “lesson”
for the rest of politicians, intellectuals and media?
“Freedom of thought is not the alternative to faith”, says Bolonia’s Archbishop,
So, which it would be? Or that alternative does not exists?
Absolute trues, or absolute lies?
Power is the most worth that it never should lose.

Rockets in the sky are getting closer.
Let’s speak bad things about the adversary!
Let’s say that “ours” are going to chrush them with the truth!
That our policies, the people will benefit!
That what we believe is the real truth!
If they don’t follow us: to hell they will go!
All in the name of “The people”, “Jesus” or “Allah”

Would Muhammad be glad with Taseer’s death?
“Do not mourn him,
who do will suffer the same fate”, says the Muslim extremist.
All by opposing to an absurd law.
All by saving a life from tomb,
he won his own.

Rockets in the sky have arrived…
We have built political and religious institutions
through blood and roses puddles.
Politics and religion: The same crap, sir!.

Yépez, Waldylei
Written: January 2011
Translated on: May 2011

Spanish version: Cohetes en el cielo.

Source: Google Images.

sábado, 7 de mayo de 2011

Waldylei Yépez: Una década de letras

DarkisX a las 8:01 p. m. 0 comentarios
Un día como hoy, un 8 de mayo del año 2001, terminé mi primer texto (de los que di a conocer públicamente). Se trata entonces de que hoy se cumple el décimo aniversario desde que comencé a escribir. Son diez años que están plasmados de muchas maneras en letras, desde cartas de amor, críticas diversas y hasta textos de crecimiento personal.
Si me preguntaran: ¿Qué ha significado para ti estos diez años? Quizás les contestaría que no podría describirlos con facilidad, porque existieron muchos capítulos en mi historia como escritora, desde asumir mi papel como una y dejar de catalogarme como “novata” hasta la aceptación o rechazo que he recibido. El día de ayer, un joven me comparaba con “los mejores escritores de su país”, yo inmediatamente pensé que era -demasiado- amable su comentario, sin embargo, entendía lo que él quería expresarme. Varias personas me han escrito conmovidas por alguna obra, incluso han llegado a derramar lágrimas. Yo, apenas, me quedo sin saber qué decirles. En contraposición, otros me han juzgado de mala manera al leer algún texto, o simplemente no dieron la oportunidad de leerlo. A todas estas experiencias, hay que incluir el rechazo de “renombradas” páginas y grupos literarios, y decepciones como Talent Seekers que me hicieron sellar la decisión irrevocable de no participar ni creer en concursos literarios, pues terminan siendo la más grande farsa en la cual un autor novel -con muchas ilusiones y esperanzas- puede participar. Añadimos “la discriminación literaria” de gente que participa dentro de “élites”, donde se rechaza a los nuevos autores noveles porque “ellos no saben escribir”. Todo esto, y mucho más, conforman los diez años que han formado a Waldylei Yépez como una escritora, siempre bajo su propio protocolo.
Hablando de los autores noveles, ¿Sabían que resulta mucho más probable que alguien dentro del entorno literario te rechace, al ser un escritor novel, que un lector fuera del círculo literario? Cuando se dice la frase: “Nadie es profeta en su tierra”, no es solamente aplicado a la ciudad física, sino también al entorno donde quieres desenvolverte. Más me han rechazado “los expertos” que la misma gente lectora no-literaria, lo chistoso es que en números esos “expertos” son la minoría de todos los que me han leído. ¿Y por qué hablo de estas cosas ahora? Porque, en mis primeros diez años de letras, fui una escritora novel que intentaba encontrar la oportunidad de que otros leyeran sus creaciones (un proceso normal para todo novel), y lo único que me quedó de todo ello es que es preferible ser autodidacta y rodearte de gente que sí le interese lo que escribas y el cómo lo escribas. He visto muchos noveles recientemente y me he dicho a mí misma: “Si bien es cierto que, con mucha suerte, autores reconocidos podrían leer sus textos, no es menos cierto que estos autores van a preferir leer a gente que ya tienen ‘más experiencia’ con las letras, es decir, que como toda ‘élite’ te exija que ‘sepas escribir’, y esto significa mucho más de lo que un novel podría ofrecer sin ayuda alguna”. Es tonto, muy tonto, ese pensamiento porque los noveles tendrían más que ofrecer si estas “élites” dejaran de ser eso y fuesen más receptivos. Pero como la gente tiende a ser “muy importante”, entonces no tienen tiempo para ti. De cualquier manera, en una próxima ocasión me extenderé un poco más sobre este asunto, por ahora sí me interesa dejarle un mensaje a los noveles:
A lo largo del camino se van a encontrar gente que va creer en ustedes, pero también gente que los va rechazar y, en el peor de los casos, les hará sentir como no-escritores. Sin embargo, hagan caso omiso de todas esas críticas destructivas, sean ustedes mismos, sean independientes y sigan adelante a pesar de cualquier cosa. Recuerden que: “Nadie creerá que pueden hacerlo, hasta que lo hagan”… El límite es el cielo y el cielo es infinito, así de infinita debe ser tu fe de que las cosas sucederán. ¡Piensa en grande y llegarás a ser grande!
Por último, pronto espero traer a ustedes una gran novedad, no diré mucho ahora, sólo que se estará preparando en las próximas semanas. Además de eso, lo que sí diré ahora es que hoy se da inicio a la nueva colección de Waldylei Yépez denominada Orígenes. La Colección Albor llega a su fin, pero me dejó muchas alegrías, entre ellas: De las Ruinas del Castillo (descargar libro), Carta a mi suegra y A la mujer que amo (este último que representa un gran logro para mí, pues se escribió desde una perspectiva totalmente masculina).
Miles de agradecimientos a quienes han seguido las publicaciones, quienes siguen la página de Facebook, y quienes están suscritos por correo electrónico. Todos y cada uno de ustedes son importantes para mí.
Muchas gracias por estos diez años, por todo ese apoyo recibido que ha contribuido a formar a la escritora Waldylei Yépez.
Con sinceridad, muchas gracias.
 
Safe Creative #0901212439155 Safe Creative #0812240119325

Waldylei Yépez by DarkisX.Com.
Copyright © 2001-2017.
Template by Ipietoon